Principio de acuerdo para reducir gases nocivos

Marchas y 75 detenidos en la capital danesa
COPENHAGUE.- Los países reunidos en la cumbre climática de Copenhague lograron ayer acercar posiciones y elaboraron ayer un primer borrador de acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y limitar el aumento de la temperatura del planeta hasta el año 2050.

La capital danesa fue escenario ayer de una masiva protesta contra el daño provocado al clima por empresas privadas y 75 personas resultaron detenidas.

El documento entregado a las delegaciones de los 192 países que asisten a esta cumbre, que se prolongará hasta el viernes próximo, plantea reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta un 95% en 2050 y limitar el aumento de la temperatura entre 1,5 y 2 grados.

"Los países deberán cooperar para que un incremento de la media global de temperatura en la Tierra no exceda unos valores entre 1,5 y 2 grados, por encima de los niveles pre industriales", apunta el texto.

La comunidad científica considera que ese medio grado centígrado de diferencia conllevaría medidas muy costosas y, por eso, ya ha sido motivo de fuertes debates en la conferencia y rechazado por los países ricos.

Además, los países industrializados como grupo deberán reducir las emisiones de carbono entre el 75% y más del 95% hasta 2050, comparado con los niveles de 1990, según el borrador.

Sin embargo, el documento no menciona el carácter vinculante que deberá tener el documento final rubricado en la capital danesa, tal como precisó ayer el jefe de la delegación de la Unión Europea (UE) en la conferencia, Anders Turesson.

El representante de la UE consideró el borrador alentador y lo valoró como punto de partida, aunque no refleje los mecanismos por los que se deberá limitar el incremento de la temperatura a dos grados.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la conferencia, Yvo de Boer, señaló que el documento supone "un cambio de dirección" en las negociaciones, pero advirtió de que falta aclarar la cuestión de la financiación para los países en desarrollo para su adaptación a las consecuencias del cambio climático.

De Boer comentó que la reacción de las delegaciones oficiales en Copenhague al borrador "había sido constructiva" y que todos habían mostrado voluntad por trabajar con este texto, aunque también indicó que había habido "serias reservas" al respecto, un aspecto que calificó de normal en cualquier negociación.

En los últimos tres días de la cumbre más de un centenar de jefes de Estado y de gobierno se encargarán de ultimar un acuerdo vinculante sobre la reducción de las emisiones de carbono que, de fracasar, obligaría a proseguir con las negociaciones el año próximo.

En tanto, la policía danesa arrestó a 75 personas que participaban de una manifestación contra empresas acusadas de ser responsables de la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero. Está previsto para hoy otra gran manifestación, en la que los organizadores prevén una asistencia de 60.000 personas de todo el mundo.

Comentá la nota