Principio de acuerdo

Luego de 28 días de medidas de fuerza, carpeada y permanencia en el municipio de Palpalá, los trabajadores pertenecientes a planes sociales nucleados en ATE, lograron arribar a un acuerdo con el intendente Alberto Ortiz, consistente en reconocer a los beneficiarios de planes sociales como trabajadores, una ayuda económica y el compromiso de tratar en el mes de julio el proyecto de regularización laboral presentado por el gremio.
A este acuerdo se llegó luego de protestas, manifestaciones y acampe en inmediaciones del Corralón Municipal, situación que llevó al municipio a formular la denuncia pertinente en la Justicia, con acusaciones en el medio por parte de legisladores provinciales que pusieron de manifiesto la inacción de los órganos encargados de velar por la seguridad en el lugar del conflicto.

ATE Jujuy había presentado un proyecto de ordenanza de regularización laboral dentro del ámbito del Concejo Deliberante de esa ciudad en busca de mejoras para los trabajadores que prestan servicios con planes sociales. Ahora, según el gremio, el intendente tiene que ocuparse de avanzar con esta iniciativa del gremio y solucionar el problema del trabajo en negro. Para ello se acordó un cuarto intermedio a la espera de que el Gobierno Municipal trabaje en la solución.

Al respecto, el secretario general de ATE Fernando Acosta, expresó que el primer paso, fue lograr “el reconocimiento de la condición de trabajadores que siempre es imprescindible. Siempre hace mucha pelea y mucha lucha para que nos consideren trabajadores, por eso la importancia de haber aguantado un mes”.

El gremio recordó que durante 11 años los trabajadores se desempeñaban mas de 6 horas por día, con tan solo un plan social y cobrando 100, 200 y 300 pesos. Por ello, los trabajadores beneficiarios de planes sociales del Municipio de Palpalá decidieron poner fin a esta situación, adoptando medidas de fuerza durante 30 días, con carpeada y olla popular frente al Municipio hasta obtener propuesta de blanqueo.

El secretario general de ATE, sostuvo luego que “lo importante es que lo hayan peleado los compañeros de Palpalá, que hayan dicho: nosotros nos queremos hacer valer como trabajadores y en adelante, los problemas lo van a discutir ustedes porque saben como pelearla y organizarse, para que sean respetados sus derechos. Mas allá del acuerdo lo que importa es el primer paso para que termine de resolver como corresponde que se solución”.

Agregó que el 2009, “va a ser el año en que logremos que en Palpalá los compañeros que hoy están con planes, estemos peleando seriamente y logrando el pase a planta permanente”.

A su vez, el secretario adjunto Ernesto Suárez, añadió, “se ha ganado en la lucha, en el coraje en enfrentar el miedo a este Intendente que venía explotando hace años y que nadie decía nada. Hemos ganado en organización, en esfuerzo, en trabajo y compañerismo. Ha estado demostrado que ATE no abandona, no traiciona, que para nosotros el problema de un compañero es el problema de los compañeros Esto recién empieza, lo único que nos va a garantizar que se cumpla es que estemos cada vez más organizados y más fuerte porque si no cumple vamos a volver. Es el primer paso imprescindible para que sepan que a la decisión de los trabajadores hay que respetarla” .

Comentá la nota