El Príncipe de la soja se lanza con sorteos de motos y un auto OKm

Alfredo Olmedo explota casi 400 mil hectáreas de soja en Salta. En 2007 llegó al Senado provincial con una campaña millonaria y con un polémico recuento de votos. Ahora, va por el Congreso. Para ganar hay que vestir de amarillo.
Alfredo Olmedo, mejor conocido como el Príncipe de la soja, lanza oficialmente este lunes su candidatura para diputado nacional por el frente "Salta Somos Todos" en el estadio Delmi en la provincia de Salta. Junto a Olmedo estarán presentes sus compañeros de fórmula, Delia Garkus y Juan José Ortiz.

El acto, que tendrá comienzo a las 20 horas, será un show de musica folklórica y tropical con variadas presentaciones: David Leiva, Mariana Cayón y Sergio Galleguillo y los Amigos. En la entrada, todos los asistentes recibirán un número, con el que participarán del sorteo de un Volkswagen Gol 0 kilómetro y al menos dos o tres motocicletas. Además, habrá premios especiales para aquellas personas que asistan vestidas de amarillo, el color preferido de Olmedo.

El candidato para diputado consiguió en 2007 una banca en el Senado de Salta empujado por una campaña millonaria y con un polémico recuento de votos. Su gran proyecto fue impulsar un "reordenamiento territorial" que permitía el desmonte de cinco millones de hectáreas. Ahora quiere conseguir una banca en el Congreso de la Nación. Y ya lanzó su primera propuesta: que vuelva el servicio militar obligatorio.

De Olmedo -"Cepillo, Alfredito o Junior", para otros- se cree que explota cerca de 400 mil hectáreas propias y admite que el 95 por ciento de lo que siembra es suyo. En 1996 recibió a buen precio y con crédito unas 60 mil hectáreas de tierras fiscales; y en 2005, el ex gobernador Juan Carlos Romero le arrendó por 50 años unas 365 mil hectáreas –a 0,56 centavos la hectárea– antes ocupadas por la compañía Salta Forestal. Son tierras con lluvias ideales para la soja. Entonces vivían unas 110 familias campesinas. Hoy resiste en sus ranchos apenas un puñado de ellos.

Comentá la nota