"El principal derrotado fue el gobernador"

 "El principal derrotado fue el gobernador"
Saiz hizo un mea culpa por los resultados de las elecciones. Asumió la responsabilidad pero dijo que no habrá nuevo gabinete.

El gobernador Miguel Saiz asumió toda la responsabilidad de la derrota del oficialismo pero limitó esa autocrítica al discurso. Desistió de cualquier cambio en el gabinete y sólo habló de "ciertas rectificaciones".

"No hay culpas individuales, perdió el gobierno. El gobernador se hace responsable -en primer término- de la derrota. Habrá que hacer las rectificaciones o los cambios necesarios", fueron sus palabras iniciales del análisis.

Su primera respuesta fue para negar "cambios de gabinete". Esa posibilidad después la relativizó frente a posteriores consultas.

Repitió un futuro "análisis serio y responsable" para "después hacer los cambios y rectificaciones de rumbos necesarias". Todo lo encuadró en su resistencia a las modificaciones. "No voy a traicionar mi personalidad. No voy a vender una imagen distinta. Se harán correcciones pero no habrá un cambio sustancial. No sería yo mismo", explicó.

En ese sentido, Saiz reiteró que no modificará la relación con el kirchnerismo. Manifestó que "Río Negro fue beneficiado en un monto de obras gracias a la muy buena relación que mantuvimos". "No voy a cambiar la relación o amistad por un resultado electoral", ratificó.

Luego insistió en su responsabilidad. "Plebiscité el gobierno y se perdió. El gobierno lo conduce el gobernador". Defendió al diputado electo Hugo Castañon. "Hizo el esfuerzo. No sé si era el mejor candidato, pero hubo una interna y Castañón fue el único candidato".

"El principal derrotado fue el gobernador", resumió. El mea culpa fue comparado con una similar posición del gobernador cuando Hugo Cuevas perdió en el 2005.

Anoche, en ámbitos oficiales se cuestionaba esta posición individual de Saiz, pues restringe así cualquier debate o análisis conjunto sobre el futuro del oficialismo y del gobierno.

En principio, las autoridades de la UCR se reunieron por la tarde, aunque acotaron el encuentro a un análisis preliminar. "Por ahora, no habrá ningún posicionamiento partidario", se explicó desde el partido que preside Jorge Pascual.

La declaración pública de Saiz sorprendió a los principales referentes del oficialismo y ministros. La mayoría de ellos no mantuvo ningún contacto con el gobernador tras la caída electoral del domingo.

El mandatario aceptó cierta "cadena de responsabilidades" en la UCR pero reiteró su culpa principal "por ser el conductor. No pasaré facturas. Cada uno cuando apoye la cabeza en la almohada sabrá si puede dormir tranquilo o no".

En referencia a las críticas a su gobierno del intendente Jorge Ferreira, el mandatario provincial manifestó que "cada uno se tiene que hacer responsable de lo que dice, de lo que hace y de lo que dejó de hacer".

Consideró que "empezamos una etapa camino al 2011. Es legítimo para todo aquel que pretenda y que aspire al 2011. Hay ver si tiene el respaldo de la gente". Igual entendió que los plazos se están adelantando mucho. (AV)

Comentá la nota