Primicia: Abren sumario a empleado del IPVU y lo separan del cargo

Se trata de una persona de apellido Almaraz, de quien se descubrió venía actuando de mala fe desde hace varios años.
La primicia publicada por Nuevo Diario, referente a las anomalías detectadas en el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo, se confirmó en el transcurso de ayer, al conocerse que se iniciará un sumario interno al empleado, se lo separará del cargo y se descubrió que en realidad venía actuando de esta manera desde hace varios años.

La noticia fue el comentario en todo el ámbito del organismo provincial y los propios empleados comenzaron a aportar mayores precisiones al respecto, al señalar que el accionar del empleado de apellido Almaraz no era nuevo, sino que venía desde varios años.

En forma paralela, las autoridades confirmaron el inicio de un sumario interno al acusado y la inmediata separación del cargo de jefe de seguridad de las viviendas, producto de las irregularidades detectadas.

Dentro de ese contexto, se debe mencionar que además se comenzó con el estudio detallado de las viviendas que supuestamente contenían custodia, pero además se analizan los casos en los cuales el propio Almaraz "determinaba" algunas casas para brindarles protección con la confección de actas donde "justificaba" la ausencia de moradores o bien la presencia de los mismos en determinadas horas, cuando en realidad éstos nunca ocupaban las viviendas, que en varios casos, luego eran vendidas en formato de "venta de llaves".

De esa manera, para el IPVU la vivienda se encontraba normalizada, pero en realidad los reales dueños nunca la ocupaban y por el contrario las vendían.

Por eso es que a pesar de las denuncias de vecinos que conocían la falta de ocupación de casas o bien un uso indebido de las mismas, nunca progresaban en el seno del organismo provincial.

Relevamiento

Ahora, abogados designados al efecto tendrán a su cargo un relevamiento general de la situación, una auditoría en el área y la instrucción del pertinente sumario, que podría derivar incluso en denuncias penales (si se detectan supuestos delitos) o bien en la exoneración del empleado si se confirman.

De acuerdo a los testimonios de los propios empleados, que pidieron reserva por sus nombres, el acusado vendría realizando esta práctica desde hace varios años, desde su designación en la época del último gobierno de Carlos Juárez y gracias a este accionar, habría podido incrementar notoriamente su patrimonio personal, traducido incluso en la ampliación de una vivienda que posee en el barrio Smata e incluso hasta trascendió que sería propietario de una camioneta.

Se debe indicar que los vecinos, tal como lo publicó Nuevo Diario en su edición de ayer, profundizaron sus quejas y de esa manera las altas autoridades tomaron conocimiento de la situación, pidieron una investigación y tras la publicación, se inició un sumario interno y se tomaron medidas ejemplificadoras para con el denunciado.

Comentá la nota