Primeros casos en Argentina: nacieron dos bebés con dengue en Salta

Dos bebés en el norte salteño que nacieron con dengue representarían los primeros casos en el Argentina de "dengue congénito" el cual se contrae por la transmisión del virus de madre a hijo.En medio del desconocimiento de esta "patología emergente" de la enfermedad, médicos y especialistas en la materia se mostraron sorprendidos y alertas ante una posibilidad de la que hablan pocas investigaciones.
En América Latina y Central se habrían registrado hasta ahora solo 12 casos.

Así al menos lo indicó ayer el ministro de Salud, Alfredo Qüe-rio, a Nuevo Diario, al sostener que los casos siguen siendo investigados dado que entre ellos presentan algunas diferencias.

El primer caso es de un nene que nació en Embarcación el 6 de marzo y estuvo 29 días internado.

El recién nacido presentó un caso de "síndrome meconial" (aspiración de materia fecal), por lo cual fue derivado de urgencia al Hospital San Vicente de Paul, de Orán.

Días después de ser tratado comenzó a presentar un cuadro febril y tras no encontrarse la causa, los médicos sospecharon que se trataba de dengue.

Esto se confirmó tras la primer prueba de laboratorio.

En este caso, la madre había tenido dengue una semana antes de parir, justo cuando el virus está en la etapa de circulación por sangre, lo cual Qüerio entendió, facilitó el pase del virus de madre a hijo en la etapa de gestación.

En el otro caso es de un bebé nacido el 4 de abril en el Hospital de Orán. En este caso, Qüerio informó que la madre había sido atendida en Tarija, Bolivia (de donde es oriunda, aunque reside en la localidad salteña), donde fue internada por presentar síntomas que hacen sospechar que se trataba de dengue. Esto sucedió en enero. Los tres meses que distancian la aparición de la enfermedad en la madre del nacimiento del bebé impide por ahora que las autoridades confirmen que este caso de dengue sea también congénito. "No cierra la correlación clínica", dijo Qüerio, al indicar que se entiende que (para ser dengue congénito), es durante las últimas semanas de gestación que el virus tendría que haber afectado a la madre, y no tres meses antes del nacimiento.

Si bien los bebés se encuentran bien, al igual que sus madres, el problema es que en estos casos se tendrán que extremar las medidas de cuidado ante futuros brotes.

Y es que al igual que cualquier otra persona, tras haber contraído la enfermedad, deben cuidarse de no contraer otra cepa del virus porque ello podría derivar en un dengue hemorrágico.

Comentá la nota