Primero, el presupuesto 2009

La ministra entiende que la política salarial para el sector público está condicionada a que la Legislatura apruebe el presupuesto de la provincia para este año. Hoffmann, de ATE, no coincide: "Es absolutamente independiente de la discusión salarial".
La ministra de Educación, Elida Rasino, se despachó ayer con una buena y una mala para Amsafé. Anunció que ya puso en marcha "los mecanismos para convocar" en los próximos días a la primera paritaria docente en la historia de Santa Fe. Pero coincidió con su colega de Trabajo, Carlos Rodríguez, acerca de que la política salarial para el sector público -que se discutirá en la mesa de negociaciones con los gremios- está condicionada a que la Legislatura apruebe el presupuesto de la provincia para este año, que está varado en la Cámara de Diputados con mayoría oficialista. "La pauta salarial no se podrá aplicar si no se aprueba el presupuesto 2009", dijo Rasino. Y levantó aún más la previa con los maestros que, por ahora, se discute en público.

Ya la semana pasada, el ministro Rodríguez sorprendió al afirmar que "sin ley de presupuesto no hay paritarias ni aumento de sueldos", dijo. Y uno de los primeros que salió a contestarle fue el líder del ATE, Jorge Hoffmann. "No sé de donde sacó el ministro eso. No tengo ninguna pista como para pensar cuáles son los argumentos del doctor Rodríguez. De ninguna manera las paritarias pueden depender de que se apruebe o no el presupuesto. En todo caso, es necesario que tengamos una ley de presupuesto, pero si no la tenemos es absolutamente independiente de la discusión salarial", advirtió Hoffmann.

Ayer, Rasino coincidió con el planteo del ministro de Trabajo al condicionar el resultado de la paritaria a la sanción del presupuesto 2009. "Hemos concretado los trámites para iniciar las reuniones paritarias, pero no podremos aplicar medidas de corte presupuestario hasta tanto no tener certeza de los números para este año", explicó la ministra de Educación.

"Hay una realidad, no se puede discutir si la ley de presupuesto no está aprobada. O en todo caso se puede discutir, pero no se puede implementar ningún tipo de mejora que no esté respaldada por la ley de presupuesto", insistió Rasino. "Por lo tanto, confiamos que mientras vayamos transitando la discusión (paritaria), esto pueda resolverse. No está en nuestras manos, está en manos de la Legislatura, pero nuestro compromiso es convocar a la paritaria y comenzar a discutir los temas que son varios, no sólo el salario que, por supuesto, es el más sensible, pero vamos a empezar a conversar y ganamos tiempo".

-Entonces, ¿usted coincide con el ministro Rodríguez, que sin presupuesto es imposible aplicar el aumento salarial que se acuerde en paritarias? -le preguntó un colega de LT9.

-Hay muchos temas para discutir, no sólo el salario -respondió Rasino.

El intento de Rodríguez y Rasino de condicionar la discusión paritaria con los gremios estatales a la sanción del presupuesto 2009 tuvo inmediata respuesta en la Legislatura. "Ese planteo es inconsistentes desde el punto de vista técnico y político", retrucó la diputada del PJ, Silvina Frana.

"El gobierno provincial está gestionando con un presupuesto reconducido, que es el año 2008 aplicado al 2009. Y eso no le impide que pueda encarar una negociación salarial con los trabajadores del sector público, así que desde lo técnico es imposible hacer esta afirmación. Y desde lo político, tengo que recordar que el proyecto de presupuesto 2009 está en la Cámara de Diputados, donde el oficialismo tiene mayoría", subrayó Frana.

El senador por La Capital, Juan Carlos Mercier, se mostró más irónico. Apuntó directamente a Rodríguez, sin mencionar a Rasino que también piensa que la paritaria está condicionada a la sanción del presupuesto. "Yo entiendo que Rodríguez haya podido hacer esa afirmación desde el desconocimiento total de la legislación de Santa Fe. El se vino a radicar hace poco tiempo a la provincia, entonces a lo mejor no tuvo tiempo de leer la ley de Contabilidad anterior y la ley de Administración Financiera actual. Pero esa manifestación es inconcebible en un ministro de la provincia de Santa Fe", disparó Mercier.

Comentá la nota