Las primeras casas del plan de Jaque empezarían a construirse en enero

En el IPV son optimistas respecto de los tiempos de constitución del fideicomiso que se usará para financiar 5.500 viviendas en tres años.
El martes fue aprobada la Ley de Vivienda diseñada por el gobierno de Celso Jaque, por la que la Provincia podrá conseguir financiamiento de la Nación para construir unas 5.500 casas que se adeudan del Plan Plurianual de Viviendas. La meta es hacerlo en tres años por lo que se estima que a principios de 2010 podrían comenzar las obras de casas que hace doce meses poseen la preadjudicación así como la habilitación financiera.

Para que eso suceda, el Gobierno tendrá que esperar que el Banco Nación le haga un préstamo a Nación Fideicomiso Sociedad Anónima -creado exclusivamente para este fin- para que, más tarde, llegue el dinero al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) que estaría, entonces, en condiciones de dar inicio a las obras. De acuerdo con el presidente de esta entidad, Carmelo Simó, esto podría demorar unos 90 días a partir de ahora.

La ley prevé el préstamo de 460 millones de pesos que se entregarán de manera escalonada, lo que implicaría la construcción de entre 1.300 y 2.000 casas por año. En la actualidad, existen 1.850 viviendas que tienen la aprobación técnica y financiera. Después de aprobada la ley, sus expedientes deberían destrabarse para comenzar con el trámite de adjudicación definitiva, así -una vez que lleguen los recursos- no haya más dilaciones para comenzar la obra.

De este total mencionado, hay que separar 1.358 casas destinadas a paliar la emergencia social para personas afectadas por el sismo de 2005 (sobre todo en Luján y Maipú) así como para quienes sufrieron daños en sus viviendas por el granizo caído hace casi dos años en San Rafael y en General Alvear.

Supuestamente, éstas quedan afuera del convenio porque estaría el compromiso verbal de mantener el subsidio de la Nación como eran las anteriores. Pero, de todas maneras, su construcción se destrabará a partir de la firma del convenio con la Anses.

De este modo, quedarían unas 500 viviendas "listas" para comenzar mientras que -para 2010- también tendrían que sumarse unas 1.000 casas que deben ser priorizadas por los 18 municipios. Para agilizar las cosas, la función principal de los mismos sería colocar, en orden de prioridades, a las cooperativas o sindicatos que posean la urbanización de sus loteos ya adquiridos en un estado lo más avanzado posible.

Es que -para el primer año- se estima que, en total, el préstamo de la Anses servirá para levantar alrededor de 1.460 viviendas y unas 4.000 más repartidas entre 2011 y 2012. Hasta el primer tramo, el crédito prevé otorgar $ 140 millones. El tema es que la Nación asigna $ 84.000 por vivienda de 44 metros sin redeterminación de costos.

"No se habla de la actualización del monto por inflación que, para el año próximo, está proyectada en un 12%", advirtió el senador cobista Sergio Moralejo. En este sentido, es probable que haya un faltante y que la Provincia tenga que aumentar lo que ya debe aportar de su parte o que se disminuya la cantidad de casas a construir.

Simó aclaró que se irá ejecutando por etapas y a medida que la Nación vaya girando el dinero. Lo que tendrá que ver con el recupero de las cuotas que paguen los adjudicatarios y la emisión de los títulos de la deuda.

"Sería bueno que, al menos para la primera parte, la emisión sea por la totalidad de la deuda para que no queden casas a medio construir", acotó Moralejo.

La principal diferencia con el Plan Plurianual de Vivienda es que antes los habitantes de villas que necesitaban ser reubicados y los que querían acceder a la casa propia tenían que ponerse en la misma fila. Ahora, los primeros tendrían su casa por subsidio y los segundos serán priorizados a partir de la posibilidad de cumplir con el repago de las viviendas que, durante los primeros cinco años, será de seiscientos pesos.

Comentá la nota