"Es una primera señal positiva"

El titular de la CTA destacó que la elección de Cristina Kirchner rompe con la "tradición de poner al frente de ese organismo a tecnócratas salidos de las incubadoras del neoliberalismo". Respaldó, además, la reforma de la Carta Orgánica de la entidad.
La designación de Mercedes Marcó del Pont al frente del Banco Central recibió un fuerte respaldo de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA). A través de su titular, Hugo Yasky, esa central sindical apoyó también una reforma de la carta orgánica del BCRA y la derogación de la Ley de entidades financieras que, impulsada por José Alfredo Martínez de Hoz en los años de la dictadura, "convirtió a la Argentina en un paraíso fiscal".

"La designación de Marcó del Pont es una primera señal positiva que rompe con la tradición de estas últimas décadas de poner al frente de ese organismo a tecnócratas salidos de las incubadoras del neoliberalismo", sostuvo el secretario general de la CTA.

El dirigente consideró que el BCRA "tiene que estar al servicio de los argentinos y no de la patria financiera" y llamó por esto a iniciar cambios para "que los recursos del país se pongan al servicio de un modelo que ponga el crédito al alcance de los pequeños y medianos productores, generando así fuentes de trabajo que estimulen la producción y el consumo de los sectores populares".

"Si hay decisión de profundizar el avance, se está frente a la oportunidad de iniciar en el terreno económico y financiero el desmantelamiento del andamiaje jurídico-legal implantado durante la dictadura militar y que todavía condiciona la vida económica de los argentinos", advirtió Yasky.

Además, se refirió al debate sobre la autonomía de la entidad financiera. Para el dirigente, se debe "terminar definitivamente a través de un nuevo ordenamiento legal con la mentira de la autonomía del Banco Central, que nunca fue autónomo de los intereses de los grandes grupos económicos".

Yasky salió así al cruce de las críticas que surgieron contra Marcó del Pont desde la oposición y el FMI, que tras la designación salió a escena subrayando "la importancia de la independencia del Banco Central".

Tras avalar a la nueva titular del BCRA, Yasky reclamó al Gobierno que avance con políticas destinadas a facilitar el acceso al crédito a los sectores productivos. "Ya no se puede seguir postergando la adopción de políticas que signifiquen desatar el poderoso nudo de los intereses de los grupos financieros y del capital especulativo", sostuvo.

Otro que salió a respaldar a Marcó del Pont fue el gobernador tucumano José Alperovich. "Es una medida positiva", dijo en declaraciones a la prensa. También defendió la creación del Fondo del Bicentenario. "Todos los que tenemos obligaciones institucionales, los que tenemos que levantarnos todos los días pensando en que hay que pagar los sueldos, dar remedios, seguridad y educación queremos que el Fondo del Bicentenario sea aprobado." El mandatario tucumano sostuvo que los opositores al proyecto son "los que no tienen obligaciones institucionales y simplemente están haciendo política para 2011".

Comentá la nota