La primera reunión no tuvo resultados

Fue el primer encuentro del año entre Educación y los sindicatos docentes para marcar la pauta que se discutirá en las paritarias. Pero el reclamo docente espantó a los funcionarios. Igual, prometieron volver a reunirse.
El primer encuentro del año entre el Gobierno y los sindicatos docentes finalizó en discordia: los gremios pidieron un piso salarial de 1900 pesos, cifra que para el Ministerio de Educación resultó "disparatada y completamente inaceptable". De todas formas, ambas partes confiaron en llegar a un acuerdo y reanudarán conversaciones la próxima semana.

El titular de la cartera educativa, Alberto Sileoni, afirmó que la propuesta de los sindicatos de incrementar el monto mínimo hasta ese número era "completamente inaceptable" y apeló "a la responsabilidad de manejar cifras que sean sensatas". Los gremios intentaron quitarle dramatismo a la discusión, al afirmar que el debate "recién comienza" y que las clases se iniciarán con normalidad el 1º de marzo.

La de ayer fue la primera reunión de la Comisión Técnica de Financiamiento Educativo y Salario Docente que integran representantes de los cinco sindicatos educativos –Ctera, UDA, AMET, Sadop y CEA– y que funciona dentro del Ministerio. Su objetivo fue el de acordar una serie de lineamientos técnicos que marquen el salario mínimo docente de 2010, a discutir más tarde en la mesa de paritaria nacional.

Con este temprano acercamiento, el Gobierno intentaba evitar un escenario como el del año pasado, cuando por falta de acuerdo las clases comenzaron con un paro en catorce provincias. Sin embargo, el resultado de esta reunión no fue del todo satisfactorio.

Al salir del encuentro en el Palacio Sarmiento, Sileoni sostuvo que la propuesta gremial era "disparatada en relación con la situación actual del país". El ministro insistió en que la paritaria nacional fija el salario mínimo docente y que "la propuesta de llevarlo a 1900 pesos es absolutamente inaceptable".

"Tenemos una responsabilidad muy grande, es la primera paritaria que se discute en el país, hay que ir con mucho tino para tomar decisiones que sean serias por las repercusiones que puede tener en otras paritarias. Hay que ser muy cuidadosos", consideró Sileoni.

Los gremios, por su parte, afirmaron que el monto propuesto es un punto de partida para comenzar a discutir. Stella Maldonado, secretaria general de Ctera, afirmó que los tres puntos del planteo gremial fueron el reajuste salarial, el mantenimiento del incentivo docente (Fonid) de 165 pesos y la incorporación de Río Negro al llamado Fondo Compensador de Desigualdades.

"No nos parece demasiado", expresó Héctor Neri de Sadop. "Sin embargo, en toda negociación hay dos partes. Esperemos que estas expresiones de rechazo del ministro tengan también una contrapropuesta adecuada", añadió.

De acuerdo con Maldonado, el Ministerio no llevó una propuesta propia. "Fueron sólo a escuchar y dijeron que el Estado no está en condiciones de hacer frente al monto que pedimos", sostuvo.

"No va a ser un proceso fácil porque arrastramos doce años de atraso salarial", consideró Neri. Sin embargo, el titular del sindicato de los docentes privados sostuvo que la negociación no es imposible y que a la discusión "hay que quitarle dramatismo y adjetivos".

"Queremos mejorar el salario y también que haya clases, las dos cosas. ¿Por qué no habríamos de conseguir ambas?", expresó Neri. "Hay mucho trabajo para hacer, sobre todo ahora que la asignación universal obliga a varias jurisdicciones a arremangarse. Si despejamos la discusión salarial, queda más tiempo para trabajar", agregó.

El titular de Sadop se mostró seguro sobre el alcance de un acuerdo con el Gobierno antes del 1º de marzo. A esto apuesta Sileoni, quien ya había expresado que la meta del Ministerio es cerrar la paritaria nacional a mediados de febrero "para que les quede tiempo a las provincias para negociar" el piso acordado.

Comentá la nota