Primera reunión para ir en busca del nuevo equipo.

Al técnico le gusta Santiago Salcedo y el presidente quiere a Luciano Figueroa, ¿quién será el nueve?.
Como alguna vez allá por 2002 se sentó con el empresario, mecenas e hincha Daniel Grinbank en un restorán de San isidro e hizo el bosquejo del equipo y plantel con el que se consagró campeón del Apertura 2002, Américo Gallego se reunirá mañana en algún lugar de esta ciudad o en Avellaneda con el presidente Julio Comparada, presidente del club, quien además de su rol institucional, ahora deberá cumplir con el que en su momento protagonizó Grinbank.

Se da una curiosidad. En aquella lista que armaron en 2002, figuraban cuatro jugadores que ahora, tras siete años, están en el plantel. Son Leonel Ríos, Lucas Pusineri y Daniel Montenegro (todos campeones del Apertura) y Eduardo Tuzzio, quien llegó para este torneo. De todos los nombrados, sólo Tuzzio tiene asegurada la continuidad. Montenegro, el goleador y jugador insignia está analizando una oferta del América. Pusineri puede ir al fútbol de Estados Unidos o aceptar la invitación de Jorge Burruchaga para jugar en Arsenal. Aunque todo indica que el referente elegirá seguir en este plantel. Ríos está con un pie afuera.

Gallego quedó conforme con las actuaciones de algunos jugadores juveniles: Samuel Cáceres y Héctor Echagüe, pero para armar un plantel competitivo necesita a cuatro jugadores de primer nivel. Dos defensores, un mediocampista y un goleador. Gallego habló del paraguayo Santiago Salcedo, Comparada le contestó que la mira está puesta en Luciano Figueroa, aunque el propio jugador expresó que todavía no le llegó ninguna llamada, pero admitió que le interesa seguir en el fútbol argentino. Deben apurarse, porque San Lorenzo está tras sus pasos si Andrés Silvera deja Boedo.

Comentá la nota