Primera reunión formal entre radicales y cobistas para diseñar una estrategia anti K

Fue ayer por la tarde en Buenos Aires. Asistieron los operadores más importantes que tiene el vicepresidente de la Nación y los máximos referentes del radicalismo ortodoxo en Mendoza, entre los que estaba el interventor del partido en la provincia, Carlos Le Donne. Los mentores del encuentro fueron el senador nacional Ernesto Sanz y Julio Cobos, quienes tuvieron su charla aparte y en privado.
Este miércoles por la tarde, en Buenos Aires, se produjo la primera reunión formal entre dirigentes de la Unión Cívica Radical y los máximos referentes del cobismo, con Julio Cobos incluido. Y se convirtió en el puntapié inicial para oficializar el acercamiento de ambos sectores, que comenzarán a diseñar un plan que los presente juntos en las elecciones legislativas del año que viene.

El contacto no fue anunciado públicamente y sólo fue confirmado cuando tanto al senador nacional Ernesto Sanz como a voceros del vicepresidente de la Nacional se los consultó sobre el rumor que recorrió las redacciones.

“Es cierto. Tuvimos una reunión entre radicales ortodoxos y los referentes del cobismo”, aseguró Sanz, quien negó la presencia de Cobos en esa cumbre. Sin embargo, minutos más tarde, un allegado al ex gobernador fue contundente al decir que el sanrafaelino “estuvo con Cleto por la siesta”.

Desde que Cobos decidió dar su voto “no positivo” a la resolución 125 sobre un nuevo régimen de retenciones para los productos agropecuarios, en la UCR entendieron que no podían seguir cerrándole la puerta ni a él ni a sus seguidores. Y que, de hacerlo, dejarían pasar una oportunidad clave para consolidarse como oposición con posibilidades concretas de pelear a la hegemonía kirchnerista.

Rápido de reflejos, Sanz salió esa misma madrugada del 17 de julio a confirmar que “Cobos votó como un radical”. A partir de ese momento hubo encuentros informales, charlas e histeriqueos sobre un posible regreso de Cobos al radicalismo o sobre una alianza entre el partido y la pata radical de lo que en las últimas elecciones se conoció como “Concertación”.

En la UCR saben, además, que un frente electoral conjunto podrá sumar voluntades por afuera del partido de Alem e Irigoyen. Detrás de Julio Cobos se encolumnan movimiento originarios del PJ, pero que están en desacuerdo con las políticas llevadas adelante por Cristina Fernández y su marido, Néstor Kirchner.

Tal vez uno de los datos más importante de la reunión fue la presencia del interventor del partido radical en Mendoza, Carlos Le Donne. Si bien no se trata de un dirigente con peso específico, es el dueño del sello. Y eso cuenta; especialmente, por el grado de institucionalidad que para la UCR tuvo este encuentro. Con él estuvieron Armando Camerucci, Luis Borsani y, por supuesto, Ernesto Sanz.

Del otro lado, Juan Carlos Jaliff, Aníbal Rodríguez, César Biffi y Alfredo Cornejo sacaron la cara por el titular del Senado de la Nación.

Aparte, como si se tratara de una cuestión entre pesos pesados, Sanz y Cobos tuvieron su charla en privado.

No fue causalidad que los asistentes fueran únicamente mendocinos. Fue en la provincia donde la UCR comenzó un proceso de desintegración y buscan que sea aquí también donde se comience a armar una fuerza que haga frente a las intenciones kirchneristas de vulnerar a Cobos en su provincia.

Comentá la nota