Por primera vez en ocho años, el sector turístico cerrará en rojo

El año terminará con 15% menos de visitantes del exterior y una caída de 4% en viajes internos de argentinos. Pero se prevé una recuperación el año próximo y un nuevo récord para 2011
La crisis financiera internacional logró, junto al temor al contagio de la Gripe A, frenar el crecimiento del sector turístico, que desde hacía varios años batía sucesivos récords en arribos de extranjeros y en viajes de residentes locales por el país.

Por primera vez en ocho años, el sector cerrará esta vez el año en rojo, con una caída tanto en llegadas de extranjeros como en turismo interno. Según datos del Informe Económico Anual sobre el sector de la Cámara de Turismo (CAT), la caída en turismo receptivo ascendería a un 15% –hasta octubre, acumula un 17% de baja, según el Indec–, en tanto que los viajes de argentinos en el país terminarían con una baja de 4,2%. En tanto, el gasto de extranjeros caerá un 30,1% y el de nacionales, un 7,9%. Pero este último dato no es menor, ya que el turismo interno aporta el 71% de los ingresos del sector turístico local, que mueve en total unos u$s 21.000 millones anuales, es decir, un 7,2% del PIB, según el estudio de la CAT, a cargo de los economistas Adolfo Sturzenegger y Natalia Porto.

El número de visitantes del exterior al país no caía desde 2001 –cuando lo hizo un 9,9%–, en tanto que los viajes de internos de residentes no disminuían desde 2002, cuando cayeron 3,5% frente a 2001, año ya en rojo (-9%), en plena crisis política, social y económica del país.

Nuevo récord, recién en 2011

Pese a estos malos resultados, alentados sobre todo por la merma de viajes a nivel mundial por la crisis, pero también en la temporada de invierno por el temor a la Gripe A, el sector es optimista para 2010. "El año próximo será excepcional en turismo receptivo, no sólo porque se espera una recuperación por la economía, sino también por los festejos por el Bicentenario", explicó Juan Mirenna, presidente de la CAT, que nuclea a las empresas del rubro, desde hoteles y restaurantes hasta agencias y aéreas. El empresario se refirió también a la importancia de la posible elección de las Cataratas como una de las siete maravillas naturales del mundo, en un concurso internacional. "Si quedan elegidas, los arribos de extranjeros al país se duplicarían y hasta triplicarían en los próximos años por esa gran promoción", comentó.

Según proyecciones del informe, en 2010 se iniciará la recuperación, pero recién en 2011 la actividad turística superaría los números de 2008, último año récord tanto en turismo interno como receptivo. Para el próximo año, los viajes de residentes dentro del país crecerían 2,8% y sus gastos 5%, mientras que llegarían casi 10% más de extranjeros, que dejarían 18,4% más de dinero. Recién en 2011 el turismo doméstico crecería 3,75% en personas y 6,9% en dinero, mientras que llegarían 9,7% más de foráneos, que gastarían 18,3% más. "En general, la actividad turística crecería un 6% en 2010 y otro 8% en 2011", pronosticó Sturzenegger.

El economista destacó el desempeño del país en la región y, en particular, frente a Brasil. Según el Barómetro de la Organización Mundial de Turismo (OMT), el país vecino ocupa el 42º puesto mundial en arribos de extranjeros (con 5,1 millones) y la Argentina figura sólo dos escalones detrás, en el 44º (4,7 millones), a 2008. "Si analizamos la importancia del turismo en función de la población, Brasil recibe 2,6 turistas extranjeros por cada 100 habitantes y la Argentina, 11,6. Así, supera en 4,5 veces al país vecino en arribos per cápita", destacó Sturzenegger. A la vez, recalcó el fuerte crecimiento del país en los últimos años. "Entre 1990 y 2008, los arribos del exterior crecieron 140%, frente al 104% del promedio del mundo. Y el ingreso de divisas aumentó 311%, contra el 250% mundial", precisó.

Comentá la nota