La primera noche del Carnaval 2015 se quedó sin su gran final

A pesar de unas ligeras demoras y uno que otro corte de sonido, todo venía marchando relativamente bien en la primera noche de la edición 2015 del Carnaval de Río en San Luis hasta que llegó el turno de la última carroza, la cual sufrió una avería cuando estaba por iniciar su marcha, no pudiendo avanzar ni permitiéndole el paso al ya controversial “Carro de la Apoteosis” que tenía a su cargo el gran cierre del desfile. 

Por más que las tribunas todavía no llegaban ni a la mitad de su capacidad, el espectáculo comenzó puntual a las 20.30 con la competencia de murgas y comparsas de la provincia, entre las que se destacó Oberá, de Villa Mercedes, con una excelente producción y vestuarios y hasta tema propio.

Lamentablemente, el paso de las murgas y comparsas se extendió casi media hora más de lo previsto, por lo que la primera escola brasileña tuvo que apurar un poco el paso para así recuperar el tiempo perdido. Por ende, la batería, liderada por la siempre fabulosa Viviane Araújo, no hizo su clásica parada al costado del sambódromo para esperar al camión de la música y siguió de largo. Por su parte, la carroza de este escola no tuvo nada fuera de lo común u original, pero de igual manera era más que agradable a la vista. 

Ya habiéndose recuperado unos 15 minutos, Sierras del Carnaval pudo hacer su pasada tranquilamente, luciendo excelentes trajes que, a diferencia de las escolas brasileñas, claramente comunicaban su lema. En este caso, la temática era “actitud saludable”, y estuvo representada por bailarines con pancartas que explicaban cuantos años de vida te suman actividades como alimentarte sanamente, hacer ejercicio o dejar de fumar. Este desfile también incluyó pasistas que llevaban bandejas con frutas y alimentos sanos y a una pareja que representaba a la muerte, luciendo vestidos embadurnados con decenas de cajas de cigarrillos. 

En cuanto a la carroza, esta incluía una gigante escultura de una mujer embarazada y estaba decorada con elementos de algunos planes del Gobierno provincial, como las TuBis y los ejercitadotes de las plazas saludables. 

La última escola, cuyo lema era Carnaval de Río en San Luis, arrancó apenas terminó Sierras del Carnaval, por lo que el show no decayó ni un minuto. Claramente, la novedad de este año fueron los trajes con luces LED, como el espectacular vestido rojo que lució la reina de batería de esta escola y algunos de sus bailarines. 

Lamentablemente, la carroza sufrió un desperfecto técnico cuando estaba por iniciar su recorrido del sambódromo y no hubo forma de que arrancara. Esto no solo perjudicó a la última escola brasiñera, sino también al “Carro de la Apoteosis” que tenía a cargo el gran cierre del desfile, como lo hizo en años anterior Rodrigo Otazú. 

Este último espectáculo, organizado por Martín Viñals, consistía en una carroza en la cual algunos de los músicos que participaron del CD “San Luis le Canta al Carnaval” iban a ir interpretando sus canciones, acompañados de una batucada y de bellas modelos danzando al ritmo de los tambores. 

Este final apresurado del desfile al menos sirvió para que el recital del ultra empalagoso Axel comenzara a tiempo y contara con una impresionante cantidad de público, ya que la mayoría de la gente todavía no había partido para sus hogares. 

Acompañado por una banda de siete personas, Axel hizo delirar a sus fanáticas y sufrir a un público masculino que habitualmente no tolera sus empalagosas canciones. Tras 90 minutos de trilladísimas letras y dedicaciones llenas de clichés, Axel le puso el broche a la noche con un recital que, más allá de los gustos personales, contó con un clarísimo sonido y una excelente transmisión a través de las pantallas gigantes montadas atrás y a los costados de los escenarios. 

De igual manera, la noche de ayer fue un nuevo y claro ejemplo de por qué no es recomendable ir a la primera noche de cada edición del Carnaval de Río en San Luis, ya que siempre ocurre algo que arruina el espectáculo. En 2013 fueron las increíbles demoras y los problemas de sonido los que estropearon la primera noche; mientras que en 2014 también hubo problemas con una de las carrozas, la cual sufrió un pequeño incendio y no pudo desfilar ni la primera ni la segunda noche. 

Por último, merecer ser destacado, como algo más que positivo, que este año prácticamente no se contrataron madrinas de carnaval, vedettes ni famosos de segunda línea para hacer acto de presencia en el evento, como se hizo en 2013 con Susana Giménez y Mirtha Legrand; y en 2014 con José María Listorti, Juan Darthes, Luis Ventura y unos cuantos famosos más. En otro aspecto en que se ahorró significativamente fue en fuegos artificiales, lanzando menos de la mitad que en ediciones anteriores.

Coment� la nota