Por primera vez, Netanyahu habló oficialmente de "dos Estados para dos pueblos"

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pronunció por primera vez en público la fórmula de "dos Estados para dos pueblos", al destacar que el consenso nacional alcanzado al respecto es el mayor logro de sus 100 primeros días de gobierno, informaron medios israelíes.
"Uno de los primeros logros ha sido el consenso nacional alcanzado sobre una fórmula basada en dos Estados para dos pueblos", dijo Netanyahu en una reunión de gabinete, destacando además la formación de un gobierno de unidad nacional a pesar las diferentes formaciones políticas que lo integran.

El primer ministro israelí pronunció la frase tres días antes de cumplir 100 días al frente del gobierno, durante los cuales se había limitado a hablar de la creación de un "Estado palestino desmilitarizado".

Netanyahu recordó sin embargo los principios básicos en los que se basa la solución de "dos Estados para dos pueblos".

"En primer lugar los palestinos tienen que reconocer el Estado de Israel como Estado de los judíos, la cuestión de los refugiados será resuelta más allá de las fronteras de Israel, y nuestro país contará con la defensa necesaria de sus fronteras, lo que implica la completa desmilitarización del Estado palestino", dijo Netanyahu en la reunión semanal con su gabinete de gobierno.

El primer ministro israelí destacó que su gobierno "no ha contado con el periodo de gracia habitual de cien días" y destacó que a pesar de ello ha demostrado su capacidad de compromiso y de consenso para dar "un verdadero significado" a una solución con los palestinos.

Netanyahu celebra este jueves 100 días como primer ministro de Israel desde que subió al poder en abril. En junio presentó las bases de la política de paz y seguridad que seguirá su gobierno en un discurso en la Universidad de Bar Ilan de Tel Aviv en respuesta al pronunciado días antes en El Cairo por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

En su discurso Netanyahu sorprendió anunciando su voluntad de alcanzar una solución basada en la creación de un Estado palestino sin ejército propio, en el reconocimiento de Israel como Estado judío y se comprometió a congelar la contrucción de nuevos asentamientos y a no expropiar nuevas tierras en Cisjordania.

Sin embargo la cuestión de los asentamientos sigue siendo motivo de diferencias y negociaciones diplomáticas con Estados Unidos, que exige una paralización "completa" de las construcciones, mientras Israel se basa en el crecimiento natural para seguir dando persmiso a la construcción de casas en algunos asentamientos.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, se encontrará de nuevo hoy en Londres con el enviado especial estadounidense para Oriente Medio, George Mitchell, con el que tratará de avanzar en la cuestión de los asentamientos y otros puntos clave para alcanzar un proceso de paz con los palestinos.

Comentá la nota