"No fue la primera vez que Kirchner pidió mi cabeza, sino la cuarta"

Lo aseguró el ahora ex titular de Asuntos Agrarios. Dice que su alejamiento es una "cuestión política".
Emilio Monzó se enteró que dejaría de ser el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense ayer a las 10 de la mañana, en el despacho del jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez. No le sorprendió el pedido de renuncia ni de quién venía: el mismísimo Néstor Kirchner. En diálogo con Clarín, Monzó asegura que el ex presidente ya había pedido su cabeza al menos en tres ocasiones.

¿Qué le dijo Pérez?

Me dijo que con todo el dolor, y sé que lo siente así, habían decidido profundizar en la provincia el modelo de Néstor Kirchner y que yo no compatibilizaba con ese momento. Mi alejamiento, por lo tanto, se debe a una cuestión política, no a una cuestión administrativa.

¿Por qué cree que Kirchner pidió su cabeza?

No es la primera vez que lo hace, sino la cuarta. Y tiene lógica: yo no comparto la posición política del Gobierno Nacional, en aspectos que tienen más que ver con las formas que con el fondo. Por el estilo de un Gobierno que no acepta ningún tipo de críticos dentro de su espacio, decantaba que mi persona era una figura no grata.

¿Qué formas no le gustan del kirchnerismo?

El último ejemplo de esas formas son los fundamentos de veto de la Presidenta a la ley de Emergencia Agropecuaria (que eximía o reducía retenciones a los granos a productores del sur provincial afectados por la sequía). Esa ley era para vetarla, porque la intención de la ley es perfecta, pero los efectos que buscaba eran muy difíciles de lograr. Entonces el fundamento del veto debía haber sido ése y no una agresión. Esas formas volvieron a reabrir un conflicto con el agro.

Si era la cuarta vez que Kirchner pedía su renuncia, y Scioli había resistido las anteriores, ¿por qué está vez cedió?

Cedió en un contexto difícil. Es de público conocimiento que la Provincia tenía inconvenientes para el pago de sueldos, debido a su crónico problemas de recursos. Había una necesidad de gestión. Uno ha sido el fusible.

¿Cree que Scioli acierta al aceptar la profundización del kirchnerismo en Buenos Aires?

No. Tengo una posición distinta a la de Scioli. Su posición es que el único conductor debe ser Kirchner. Yo priorizo construir una política bonaerense y desde ahí negociar. No comparto la posición de Scioli pero la entiendo. Voy a estar agradecido con él por haber tenido un cargo tan importante. También estaré agradecido con las entidades del campo y los intendentes, que han sabido sostenerme en este año difícil.

¿Se siente frustrado?

El martes íbamos a lanzar el Plan de Desarrollo del Sudoeste, la región que fue más castigada por la sequía. Y habíamos conseguido un presupuesto importante, que doblaba al actual. Pero hasta aquí llegué. La mía es una frustración más de gestión que política. Como político voy a seguir actuando.

Monzó aclara que volverá a asumir su banca en la Legislatura provincial. Eso sí, no sabe qué bloque integrará hasta el 2011.

Comentá la nota