Primera inspección al corsódromo de la avenida Pomar Los controles fueron positivos, según informaron desde el Municipio.

Harán, al menos, dos inspecciones más antes de la habilitación final. El próximo viernes 23 comienza los carnavales correntinos. La seguridad será uno de los aspectos a tener en cuenta en el próximo control.

La Subsecretaría de Fiscalización Urbana de la ciudad recorrió las instalaciones del corsódromo "Nolo Alías", para controlar en que condiciones se encuentra la infraestructura montada en ese lugar. En la inspección acompañó a Raúl Nicolini el organizador del espectáculo, José Fernández Affur.

La avenida Gregorio Pomar será sede de los carnavales correntinos por segunda vez y el Municipio capitalino comenzó con la primera de las tres inspecciones que debe hacer en el lugar para dejar a punto el escenario.

Durante el recorrido se analizó las condiciones de la infraestructura montada en el lugar. Y se hizo hincapié en el cumplimiento de la planimetría presentada en materia de ubicación de tribunas.

La Subsecretaría de Control Urbano de la Municipalidad de Corrientes fue la encargada de realizar ayer esta primera inspección general al corsódromo "Nolo Alías", y deberá hacer dos inspecciones más para poder habilitar el lugar para que sea apto para realizar el espectáculo ya mencionado.

Según se informó desde es Municipio, esta primera inspección fue positiva, ya que se está cumpliendo con lo pedido en materia de infraestructura. Las tareas de inspección fueron seguidas de cerca por José Fernández Affur, organizador de los carnavales capitalinos. La misma fue liderada por el titular de Contralor Urbano, Raúl Nicolini, quien junto a su equipo técnico recorrieron el lugar y analizaron las condiciones de la infraestructura montada. Se hizo hincapié durante la recorrida en el cumplimiento de la planimetría presentada en materia de ubicación de tribunas. Según informaron desde el Municipio, los controles que faltan se harán durante la semana que viene, ya que el próximo viernes 23 comienzan los carnavales correntinos. Los controles que faltan se refieren a la salubridad y ubicación de los kioscos allí montados, y a la iluminación del corsódromo.

Un tema a tener en cuenta también es en materia de seguridad. Las próximas inspecciones serán en este sentido. Ya que se debe analizar y controlar los accesos del público y de los comparseros y el ingreso de las carrozas. También se debe tener en cuenta las salidas de emergencia en caso de producirse algún inconveniente, y otras medidas de seguridad requeridas para hacer el espectáculo. "Generalmente hacemos tres inspecciones antes de la habilitación final, este fue el primer paso, los resultados fueron positivos, más allá de que todavía nos falta controlar el tema de la iluminación, los kioscos que se montarán dentro del predio y las garantías de seguridad", expresó Nicolini.

Comentá la nota