Primera faena del frigorífico de Toay

La firma Indeco S.A. faenó ayer sus primeras cabezas de ganado, correspondientes a tres camiones jaula, oportunidad en que se probaron todos los mecanismos del frigorífico de Toay que ya la semana próxima estará trabajando a buen ritmo.

Angel Buetti, uno de los nuevos propietarios de la empresa Indeco, se mostró feliz ayer "de poder cumplir con el objetivo propuesto", y sostuvo que "ya tenemos asegurada una faena mensual que va entre 4.500 a 5.000 vacunos, y también la de una buena cantidad de cerdos".

El joven empresario indicó que su familia invirtió en la planta casi 4 millones de pesos, y que se dejaron "casi a nuevas" las instalaciones que estaban muy deterioradas en razón de falta de mantenimiento y de que estuvo cerrada por un largo período.

Agregó que "hay también una gran alegría de los trabajadores que ven que fue posible reabrir su fuente de trabajo", y dijo que "actualmente son 45 los empleados" aunque estimó que "finalmente van a ser unos 70, teniendo también en cuenta a los que harán la parte administrativa".

Paolo, el menor de los Buetti, no quiso dejar de expresar su felicidad y también dejó una frase: "Esta realidad es para todos los que creían que finalmente no íbamos a poder reabrir el frigorífico". En realidad los empresarios tuvieron no pocos inconvenientes antes de tornar realidad a Indeco S.A., y los fueron superando uno a uno. Desde una cierta reticencia del gobierno provincial en un principio, pasando por la falta de asistencia crediticia, hasta los números "pesados" que dejó la administración de Francisco Gil -el anterior propietario-, que los obligó a hacer frente a deudas impositivas, con la CPE Santa Rosa, con los empleados, y a poner a funcionar instalaciones que ya estaban obsoletas.

Comentá la nota