Por primera vez en cinco años, caen las ventas de computadoras

Hasta ahora el sector había soportado estoicamente varios frentes de tormenta. Pero la fuerte crisis económica mundial finalmente terminó por afectar sus cuentas
Pasó por todo. Soportó la caída del poder adquisitivo por la inflación generalizada en la canasta básica; el recalentamiento de la economía y hasta el conflicto entre el Gobierno y el campo. Finalmente, el rubro de computadoras personales mostró su primera gran caída desde 2004. Según la consultora Gfk Retail and Technology, entre enero y mayo la venta conjunta de máquinas de escritorio (llamadas también desktop) y portátiles (notebooks o laptops) cayó un 23,1% en el retail –que tiene el 65% del mercado–, con 269.500 unidades, contra 350.500 de igual periodo de 2008. Las primeras sufrieron una retracción del 46 por ciento. Las notebooks, en tanto, crecieron un 11%, incremento ínfimo comparado con el que registró en lapsos anteriores –llegó a picos del 700%– y no alcanzó para compensar la disminución de las desktop.

Desde otra vereda comercial (la de los resellers o negocios especializados), Luis Neyra, de Neyra Hermanos, coincide con la tendencia. "La caída comenzó en octubre o noviembre del año pasado y el peor momento fue marzo, cuando llegó al 20 por ciento. Pero por suerte abril, mayo y junio están mostrando signos de recuperación", apuntó. Efectivamente, en las cifras de GFK se desprende que el descenso de mayo sólo fue del 4 por ciento. Además, un relevamiento realizado en el primer trimestre por la consultora especializada IDC en todo el mercado (retail y resellers) arrojaba una caída del 12% entre desktop y laptops, con 412.000 equipos comercializados y una facturación de u$s 288 millones, un 7% menos.

"Atribuyo la caída a la situación general del país, de todas formas, tenemos que atravesar julio para tener una noción más razonable de dónde estamos parados", reflexionó por su parte Alejandro Straschnoy, gerente General de Exo, para quien la retracción es la primera desde 2004. Para el directivo, además de la crisis económica, incidió el entorno político argentino. "Un año electoral siempre produce incertidumbre", consideró el ejecutivo de una de las mayoristas y fabricantes de computadoras del país.

Straschnoy cree en cambio que el temor que generó la Gripe A no repercutirá negativamente en el rubro. "Podría impactar positivamente, como sucedió en México donde las ventas crecieron porque, como la gente no salía de sus casa, usaba más las herramientas tecnológicas para estar en contacto con el mundo exterior", manifestó. De hecho, según la publicación especializada Convergencia, por causa de la suspensión de clases, la semana pasada aumentó un 30% la demanda de servicios de educación por Internet.

Valores estables

En materia de precios, para GFK el segmento sigue mostrando estabilidad. "Si miramos mayo de 2009 contra mayo de 2008 o el acumulado del año, veremos que el precio del total de la categoría crece, pero esto no es una suba genuina, sino un cambio en el mix, ya que ahora las portátiles, que son más caras, pesan más en la demanda", declaró al respecto Andrea Bertone, project Manager de la consultora GFK.

Pese a la desaceleración en la comercialización de notebooks, estos equipos aumentaron su presencia en el total de ventas: en mayo representaron el 62,4% de las unidades, el mayor porcentaje de los últimos meses. Las promociones puntuales por el Día del Padre –que alcanzaron exclusivamente a laptops y no a PCs de escritorio– permiten pensar que las de cifras de junio ratificarán y hasta profundizarán esa tendencia. En ese sentido, Straschnoy recordó que algunos bancos retomaron su acuerdo con las cadenas para implementar pagos en cuotas y otras facilidades que impulsaron a las portátiles desde 2007.

Comentá la nota