Primer revés para Piñera: Bachelet frustró su jugada para lograr mayoría legislativa

Pese a las frases y gestos de convivencia política, no hay tregua en la arena chilena. Durante algunas horas, el futuro presidente trasandino, Sebastián Piñera, acarició su codiciada mayoría legislativa, tras ultimar un acuerdo político con el Partido Radical (PRSDA) de la Concertación que habría herido de muerte a la alianza de centroizquierda.
Pero una gestión de su máxima figura, Michelle Bachelet, frenó la movida dando nuevo aire a la Concertación.

"Cuando hablo de un acuerdo nacional, hablo de algo mucho más grande, noble y trascendente que un acuerdo para elegir la mesa de una Cámara", ensayó ayer el futuro mandatario, desligándose de la frustrada jugada. Un día antes, diputados del PRSD habían anunciado un acuerdo con la Coalición para el Cambio para encabezar la nueva Cámara baja en su administración. De haberse concretado, el empresario hubiera gobernado con aval legislativo.

Aún así, los descontentos están lejos de aplacarse dentro de la Concertación: tanto en el socialismo como en la Democracia Cristiana (DC), pilares de la alianza, se teme una fuga en masa. En las bases socialistas, la dirigencia joven pide la cabeza del actual timonel, el senador Camilo Escalona, hombre de Bachelet. Tácitamente, el ex presidente Ricardo Lagos alienta a estos sectores para renovar los engranajes de la coalición que hoy se bate en retirada. Y hoy, cuando el partido se reúna para controlar daños tras la derrota del domingo, es factible que Escalona se convierta en una carta prescindible para prevenir un éxodo mayor a las filas de Piñera o del tercer candidato, Marco Enríquez -Ominami.

No tan diferente es el panorarama en la DC. Allí, las voces que claman por un recambio piden la renuncia del actual titular del partido, el diputado Juan Carlos Latorre. Pero el legislador no acusa recibo por la derrota del domingo y demoró cualquier definición hasta abril, cuando una convencion partidaria designe nuevas autoridades. Quizás entonces, ya sea demasiado tard

Comentá la nota