El primer régimen de reparto de fondos fue aplicado en plena Década Infame

La reforma constitucional de 1994 estableció que debía dictarse una nueva ley, pero jamás se cumplió con esa disposición.
El primer sistema de coparticipación en la Argentina, data de 1935, plena Década Infame. Tras la crisis económica mundial en la década del 30 , nuestro país, cuyo régimen tributario estaba basado en los impuestos al Comercio Exterior, empezó a quedarse sin recursos. Fue así que por primera vez se estableció un “Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos”.

En ese entonces la distribución primaria otorgaba el 82% de los recursos a la Nación y el 17,5% a las provincias. Desde allí el porcentaje de las provincias fue creciendo paulatinamente y en 1958, según las disposiciones de una nueva ley de coparticipación, la nación se llevaba el 54% y las provincias el 46% restante.

Los últimos años

En 1973, luego de severos recortes a los porcentajes de los estados provinciales, surgió la necesidad de aplicarles un tratamiento diferencial. La ley 20.221 establecía un 50% para las provincias y lo mismo para la nación.

En 1988 y con la ley 23.548, se definió el sistema que rige en la actualidad que establece una distribución primaria el 42,3% para la Nación y el 54,4% para las provincias y se aparta un 2% para la recuperación del nivel relativo de desarrollo de las provincias, y 1% al fondo de Adelantos del Tesoro Nacional.

La Constitución de 1994 estableció que en un plazo menor a un año el Congreso debía dictar una nueva Ley de Coparticipación, sin que ello suceda todavía.

Comentá la nota