Dan el primer paso para una obra eléctrica clave.

Forma parte del corredor bioceánico. La primera licitación, en tres meses.
La interconexión eléctrica entre Jáchal y Valle Fertil dejó de ser un sueño: Ayer se conformó el comité de ejecución de la línea de electricidad que alimentará al norte sanjuanino y se comenzaron a preparar los estudios para llamar a licitación la obra.

El primer llamado será para la compra de los materiales y equipos mayores y se hará en tres meses, mientras que la licitación de la obra en sí -la línea eléctrica de 132 kV Huaco-Valle Fértil- tendrá lugar en julio próximo, según anunció ayer Jorge Rivera Prudencio, titular del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE).

El directivo también preside el comité de ejecución de esta obra, junto con los titulares de las Secretarias de Minería y de Turismo y la Dirección de Recursos Energéticos.

Esta línea eléctrica es una de las obras clave para la provincia, no solo porque permitirá el desarrollo económico y turístico de los departamentos Valle Fértil y Jáchal -hoy el Valle depende de grupos electrógenos para tener luz-, sino también porque es estratégica: Es la línea eléctrica que acompañará el tramo de la ruta 150 que une esos distritos y que conforma el corredor bioceánico, que unirá Argentina con Chile por el túnel de Agua Negra.

Hoy Valle Fértil tiene limitado su desarrollo con un sistema eléctrico aislado que opera con grupos electrógenos, "que no son confiables, son carísimos y cuesta mucho mantenerlos", dijo Rivera Prudencio. Mantener los sistemas aislados de Valle Fértil y de Calingasta (otro departamento con proyectos eléctricos, ver aparte) insumen a la provincia unos 10 millones de pesos anuales.

"Cuando esté construida la línea se podrá pensar en instalar un hotel 5 estrellas en Ischigualasto o un aeropuerto, o impulsar los diferimientos olivícolas y las explotaciones mineras de la zona", graficó. De ahí que los integrantes del comité de ejecución representan a todos esos sectores donde tendrá impacto la obra.

Rivera Prudencio dijo ayer que las primeras estimaciones indican que construir el tendido eléctrico entre ambos departamentos costará unos 12,5 millones de dólares y se estima que estará terminada en 12 a 14 meses.

Será financiada con los fondos provinciales PIEDE (Plan de Infraestructura Eléctrica para el Desarrollo) "aunque también estamos buscando algún aporte nacional", apuntó.

La construcción de esta obra permitirá integrar Valle Fértil a la red eléctrica provincial. Es posible hacerlo ahora que se construyó la línea a Gualcamayo y está por terminarse la estación transformadora en la localidad jachallera de Huaco. Desde allí partirá el tendido de 85 kilómetros hasta Ischigualasto, donde la obra comprende la construcción de una estación transformadora de 132KV en las afueras del parque.

La línea tiene un tramo muy complicado de 15 kilómetros, entre Quebrada de La Peña hasta Quebrada del León, justo donde la ruta que está actualmente en construcción tendrá muchos túneles. Por eso la futura línea eléctrica tendrá que ser desviada un poco de la zona.

En los próximas semanas comienzan los estudios ambientales y el diseño del proyecto, con equipos de expertos locales.

Comentá la nota