Primer paro contra medidas económicas de Sarkozy

Mañana, trabajadores del transporte público, educación, salud y justicia pararán por la "ineficacia" de las medidas ante la crisis mundial.
Varios sindicatos franceses convocaron para mañana a un paro general de todos los trabajadores del transporte público, educación, salud y justicia en contra del plan económico del gobierno de Nicolas Sarkozy.

La huelga promete paralizar al país y la opinión pública la considera "justificada" en 69%, según el último sondeo de la empresa BVA. Según los sindicatos que propician la medida de fuerza, la misma fue convocada por la "ineficacia" de las medidas gubernamentales ante la crisis mundial, por lo que piden que los trabajadores no sean "las primeras víctimas" de la situación.

También reclaman una política de "relanzamiento económico y medidas urgentes en favor del empleo y los salarios", así como que la ayuda financiera a las empresas sea a cambio de que no haya despidos, informó la agencia ANSA. La esperada convocatoria a la medida de fuerza preocupa al presidente Sarkozy, que hoy cumplió 54 años, quien dijo: "comprendo las dificultades, pero no es necesario frenar el proceso reformador".

El sindicato ferroviario prevé una alta adhesión y un tráfico complicado en los trenes interregionales, aunque circularán aproximadamente 60% de los trenes de gran velocidad. Se espera asimismo que los trabajadores del transporte urbano, el servicio de metro en París acaten la medida en porcentajes elevados, mientras en el resto del país, había anuncios de huelgas del transporte en un total de 77 ciudades.

A la movilización, se sumarán también mañana los militantes y las autoridades del Partido Socialista, dividido desde la elección que consagró a la alcaldesa Matine Aubry como secretaria general. Aubry quiere demostrar que el socialismo representa la verdadera alternativa a la derecha, más que la izquierda de Olivier Besancenot o el centro de Francois Bayrou. Entre la dirigencia socialista sólo estará ausente la ex candidata presidencial Segolene Royal, que se encuentra en Belém, Brasil, participando del Foro Social Mundial.

Comentá la nota