Primer conflicto con una firma que suspendió a sus empleados

Es IVISA, que administra casinos y bingos. Ya dejó a 300 trabajadores sin trabajo y sin cobrar.
Ayer se produjo el primer conflicto gremial desatado por las medidas oficiales para evitar la propagación de la gripe A: la Subsecretaría de Trabajo de la provincia tuvo que intervenir para conciliar posturas entre unos 300 trabajadores suspendidos sin goce de sueldo y la empresa IVISA, administradora de los casinos y los bingos provinciales, que se vio obligada a cerrar sus puertas desde el martes pasado.

Según confirmó el subsecretario de Trabajo, Luis Salcedo Garay, esta era hasta ayer la única empresa con problemas por suspensiones debido a la gripe.

IVISA administra el casino y las máquinas tragamonedas en San Juan, que suelen estar atestadas de gente en horas pico. Pero hasta ayer llevaba seis días sin abrir estos salones, lo que afectó a unos 300 empleados, según fuentes de la empresa.

Mañana a las 12 se verán las caras los gerentes de IVISA, los delegados gremiales, sindicato y funcionarios de Trabajo; estos últimos tienen como meta evitar que la medida afecte el salario del trabajador, mientras que la empresa expondrá las razones por las que decidió suspender a los empleados sin pagarles esos días no trabajados.

"No tenemos cuantificado el daño, no hay cifras aún, pero son terribles las pérdidas de la empresa en estos días que llevamos con las salas cerradas", dijo ayer Mario Pereyra, de IVISA.

El encargado confirmó que los empleados fueron suspendidos sin goce de haberes y que mañana participarán de la reunión en la subsecretaría para "escuchar la postura del gremio y también para explicar la situación de la firma".

Contó que ya han transmitido a la Caja de Acción Social (dueña de los juegos de azar en la provincia) su preocupación por el cierre de los salones de bingo y casino, pero dijo que no han tenido respuesta de este ente oficial.

"Estamos muy preocupados porque vemos que el híper, los cines, restaurantes y supermercados siguen atendiendo normalmente, menos nosotros", dijo Pereyra. Agregó que están a la espera de la decisión del Comité de Emergencia para ver si pueden volver a abrir las salas a la brevedad y reincorporar a los 300 trabajadores suspendidos desde la semana pasada.

Por el sueldo

Salcedo Garay adelantó ayer que tanto esta oficina como el sindicato defenderán el bolsillo de los empleados. "No queremos que se afecte los sueldos de los trabajadores porque el cierre de los bingos es una medida sanitaria del Gobierno que trata de beneficiar a toda la población de San Juan", dijo el funcionario.

Luego destacó que esperan buena predisposición por parte de IVISA ya que se trata de una empresa de "muy buen comportamiento", que no ha tenido conflictos laborales en los últimos cinco años.

Fue recién ayer cuando la subsecretaría recibió las denuncias del gremio sobre las suspensiones que estaban recibiendo los empleados de IVISA, por correo, donde les informaban que el cese laboral corría desde el martes 7 al domingo 12 de junio.

Comentá la nota