El primer caso de gripe A en Mendoza fue importado desde Buenos Aires.

Se trata de una joven de 22 años que viajó a Capital Federal a un recital. Ya le dieron de alta y su entorno familiar

está fuera de peligro.

Lo inevitable finalmente sucedió. El virus que se está expandiendo por todo el planeta llegó a Mendoza. Desde el Ministerio de Salud de la Nación ayer se confirmó el primer caso positivo en nuestra provincia de gripe A (H1N1).

Se trata de una joven mendocina de 22 años que viajó a Buenos Aires entre el 12 y el 15 de junio. La chica ya fue dada de alta, porque no presentaba riesgos de contagio.

l ministro de Salud local, Sergio Saracco, informó que la mujer estuvo en un recital y llegó a Mendoza sin ningún síntoma. Luego, el 17, a dos jornadas de haber arribado, comenzó con molestias características de la enfermedad.

Por lo tanto, se presentó en el Hospital Central, donde se le tomaron muestras, se hizo el aislamiento social y el tratamiento antiviral.El resultado de la prueba llegó ayer desde el Instituto Malbrán y dio positivo, pero la paciente ya se encuentra fuera de peligro, porque culminó favorablemente el tratamiento en su hogar, como se realiza generalmente con cualquier enfermedad respiratoria. Además, el ministro explicó que se realizó el control de todo el entorno social de la chica.

"La joven vive en una zona del Gran Mendoza pero no alcanzó a tener contacto con ninguna persona del entorno, porque cuando regresó de Buenos Aires, se sintió mal y asistió immediatamente al Central", agregó el funcionario, y continuó: "Por ahora, nadie de su entorno presenta los síntomas frecuentes de esta gripe, ya que se viene haciendo el seguimiento correspondiente. Los familiares de la mujer también fueron sometidos a los estudios de rigor, pero dieron negativos".

La joven viajó a Buenos Aires a un recital en auto con su novio, pero Saracco informó que se pudo haber contagiado en cualquier sitio público cerrado, como un cine, shopping o subte. Esto confirma las recomendaciones de Salud acerca de evitar los lugares donde se concentra mucha gente.

Desde el Ministerio, comentaron que existe un temor generalizado en la población y que la influenza H1N1 es similar a cualquier tipo de gripe que ha circulado por el país y la provincia otros inviernos, por lo que el tratamiento es idéntico.

Saracco intentó llevar tranquilidad a la población y afirmó que no hay que entrar en pánico ni estar alarmados, "sólo hay que prestarle atención a los síntomas que se van presentando".

Las muertes que se han registrado en el país corresponden a pacientes de riesgo con enfermedades predisponentes, como afecciones respiratorias crónicas o inmunodeprimidos que, frente a otras gripes, también hubieran reaccionado así, según explicaron desde el ministerio. Salud aclaró que en el país fallecen 8.500 individuos por año por enfermedades respiratorias agudas.

Pese a esto, no descartan la prevención que complicaría la atención en los centros sanitarios. Las recomendaciones continúan siendo el aislamiento social preventivo en domicilio por el término de diez días, tanto para chicos en edad escolar como para personal docente.arriba de la media.

La provincia se encuentra por arriba de la media nacional de los últimos cinco años en cuanto a las infecciones vía respiratoria y, para prever la descompresión de los hospitales, se reprogramarán las cirugías que no son de alto riesgo. Esta extensión servirá para recuperar camas por la demanda de consultas por infecciones de invierno.

En la provincia, el total de las atenciones para todas las edades en el 2007 fue de 277.462 personas y en el 2008 se registraron 416.462 pacientes, es decir, 50 por ciento más. En el Hospital Notti, en lo que va del año, en comparación con el 2008, los casos de neumonía crecieron 19 por ciento y de bronquiolitis 12 por ciento.

Saracco dijo que en todos los hospitales públicos están colocados los puestos sanitarios para atender a las personas que presentan estos síntomas.cirugías. Como la demanda de atención primaria es grande y la ocupación en los hospitales es mayor a 90 por ciento, el Ministerio de Salud decidió reprogramar las cirugías de baja gravedad, como una várice, por ejemplo.

Comentá la nota