La primavera peronista

Por Martín Dinatale

Se vienen días agitados en el PJ. Nada que modifique sustancialmente la realidad de los argentinos en lo inmediato aunque sí pueda cambiar el mapa político de los próximos tiempos con vistas a la pelea electoral de 2011.

Néstor Kirchner saldrá nuevamente al ruedo del conurbano con el apoyo de sus intendentes aliados. Carlos Reutemman sufrió anoche una paliza electoral en Santa Fe y debe reacomodar sus fichas en el peronismo santafecino. El salteño Juan Manuel Urtubey afianzó su poder en los comicios de legisladores provinciales y empieza a soñar con la alfombra roja a Buenos Aires. Felipe Solá saldrá de gira por el interior del país para potenciar su imagen de candidato visible. Y Eduardo Duhalde maneja desde Madrid el rearmado de una confederación de partidos del PJ. Todos los peronistas con diferentes colores y visión de país se disponen a encarar un mismo objetivo inmediato: mostrarse fortalecidos para los festejos del 17 de octubre, día de la Lealtad.

No habrá un festejo sino varios. Porque el PJ hoy está fragmentado y no logra unificarse siquiera para un acto partidario.

Kirchner estará mañana en Lanús. No es casual la elección del lugar. Se trata del pago que conduce el intendente Darío Díaz Pérez, un referente claro del presidente provisional del Senado, José Pampuro. Este es el hombre que deberá conducir la sesión clave por la ley de medios en la Cámara alta y ordenar la tropa kirchnerista para que no haya sorpresas de último momento. El ex presidente se dispone a relanzar sus salidas por el conurbano para testear el ambiente.

Solá quiere reforzar su figura de peronista disidente y para ello recorrerá Tucumán, Córdoba y Mendoza. Se trata de visitas cortas con referentes antikirchneristas que le aseguren un buen rédito político. Lo mismo hizo con Reutemann hace unas semanas. Sólo que hoy no le vendría nada bien un encuentro con el ex corredor de Fórmula Uno. Es que anoche "el Lole" perdió en los comicios de concejales de todo Santa Fe y generó un clima de fuerte debate interno en el PJ local. Es una discusión que se mantenía bajo la alfombra y que se había evitado el 28 de junio cuando el peronismo le ganó al socialismo en los comicios de legisladores nacionales. ¿Podrá Reutemann mantener cohesionado el PJ santafecino que hoy es su mayor carta para posicionarse en la pelea de 2011?

Urtubey se entusiasmó anoche con los resultados electorales y con el espaldarazo que le dio Duhalde en los últimos meses. Se cree con ganas de dar una batalla mayor aunque no lo diga públicamente. Duhalde volverá esta semana de Madrid y se dispone a dar caminatas por el conurbano también para sumar voluntades en su proyecto de confederación del PJ. Se trata de una apuesta mayor donde confluyan todos los frentes y peronismos ortodoxos posibles del país.

Como se ve, el PJ vive su gran momento de primavera. Todos los dirigentes peronistas hablan de proyectos para 2011 y de una redefinición partidaria. Todos creen que llegó la hora de prepararse para dar la pelea en las urnas con tiempo. Se habla de internas abiertas y de eventuales congresos partidarios. Pocos creen que haya que atender las necesidades inmediatas de los ciudadanos. Para eso, creen, hay otros tiempos.

Comentá la nota