"Día de la Primavera y del Estudiante".

Primavera:símbolo de alegría y juventud.
Hoy como ayer, estudiantes, jóvenes y todos quienes se sienten jóvenes, celebrarán la llegada de la Primavera y la ida de un Invierno complicado.

El Día de la Primavera es la celebración del cambio de estación invierno - primavera En Argentina se celebra el 21 de septiembre de cada año, con festejos, la mayoría al aire libre, especialmente en parques y plazas, donde la juventud es protagonista.

Además, se celebra la renovación de la naturaleza y la creatividad del espíritu humano, ya

que coincide con el Día del Estudiante. En Perú se celebra el 23 de septiembre de cada año.

En México se celebra el 21 de marzo. Y en Jujuy se vive la Gran Fiesta Nacional de la Primavera y la Juventud, una semana donde al llamado de los Jóvenes Estudiantes acuden desde las cuatros latitudes del país y del mundo en una convocatoria amplia a vivir la alegría y admirar gigantescos trabajos artesanales (carrozas- carruajes) donde pasean los colegios a sus reinas y princesas.

En coincidencia con el inicio de la primavera, cada 21 de septiembre los estudiantes duplican sus motivos para celebrar y renovar su tan noble y necesaria actividad.

La institución del Día del Estudiante en coincidencia con el Día de la Primavera no es un mero capricho del destino ni del azar, sino una justificada unificación de dos fechas con un mismo marco: la celebración por la renovación y la creatividad, de la naturaleza y del espíritu humano.

Y como no podía ser de otro modo, en este día la juventud es protagonista con actividades de todo tipo, en su mayoría al aire libre como guiño de complicidad con la estación que se inicia.

Detrás de las celebraciones y el jolgorio, sin embargo, subyace una cuestión más profunda que no debe perderse de vista: la renovación de un compromiso, de una responsabilidad asumida con uno mismo, con el país y con las generaciones venideras, en tanto y en cuanto el estudiante representa, desde su propia concepción y por sus objetivos y razón de ser, el futuro del pueblo que lo está educando.

En su día, que las celebraciones del presente no tapen el compromiso con el futuro de una NUEVA ARGENTINA.

Comentá la nota