Prevenir gripe A, y tiempo perdido, objetivos docentes

Son 21 las provincias que hoy reinician las clases. A nivel local los educadores seguirán en alerta en cuanto a la detección de alumnos sintomáticos, pero confían en que bajó el riesgo de contagio. Los padres aún se muestran temerosos, pero son conscientes de que sus hijos deben volver a recibir formación.
De esta manera, docentes y alumnos regresan a los establecimientos con una dura tarea: recuperar los días "perdidos". Al respecto, las opiniones de los padres y docentes son opuestas, porque los primeros desean salvaguardar la salud de sus hijos y los segundos regresan con amplia confianza. El acto de reinicio de clases será con la inauguración del edificio de la escuela de Música, "Nicolás Segundo Gennero", presidido por el gobernador Gerardo Zamora y otros funcionarios.

Preocupación y desconfianza de padres ante el comienzo escolar

Una de las mayores preocupaciones que manifiestan los padres a la hora del retorno de sus hijos a clases es que, a pesar de que se tomaron todas las precauciones necesarias para evitar contagios de gripe A, de igual manera los chicos contraigan el virus.

Al respecto, son muchos los que tienen la incertidumbre y esperarán hasta último momento para decidirse.

En diálogo con distintos padres, éstos afirman que la decisión es algo difícil, dado que desean recuperar aquellos días en que sus hijos no asistieron a las escuelas, y por otro lado la salud de sus hijos es lo más importante.

Es por eso que, a pesar de que desde las escuelas se toman las medidas de precaución necesarias para evitar contagios entre alumnos y personal, se teme que "por cualquier mínimo síntoma que tenga algún niño, los demás compañeritos se contagien rápidamente".

Las madres principalmente opinan que "es muy riesgosa la decisión, se debería haber esperado un poco más para empezar las clases, porque nada es seguro".

Además, existen padres que afirman que a pesar que desde el hogar los chicos salgan con los elementos preventivos, "nada asegura que los otros chicos lo hagan y eso les brinda sólo un 50 por ciento de seguridad personal a sus hijos".

También se especula que la ausencia será masiva, por las razones ya expuestas y porque además, "el frío empeora las condiciones para llevar a los chicos a las escuelas, y si se está pidiendo que ante cualquier resfrío el chico no vaya, tal vez asistan la primera semana, pero durante la segunda, todos van a estar enfermos del mismo frío que tomaron los días anteriores", afirmaba una madre preocupada.

Son muchos los que opinan que son los principales responsables de la salud de sus hijos y entonces esperan tomar la decisión correcta de manera que no se perjudique la educación de sus hijos, y sobre todo su salud.

Una madre finalizó diciendo que "lo más importante es que nosotros seamos concientes del riesgo que se corre y que debemos redoblar la atención que les prestamos en todo momento".

Compras escolares

Por su parte, a pesar de las controversias del reinicio de las actividades escolares, durante la jornada del sábado el casco céntrico se mostró repleto de niños y jóvenes que acompañaban a sus padres a realizar las compras de los elementos que necesitaban para el retorno a sus actividades académicas. Los comerciantes afirmaron que las ventas fueron "sorpresivas", porque a esta altura del año es algo ilógico realizar tantas compras. Los elementos que más se vendieron fueron los materiales de librería, aunque también se observó una demanda razonable en las casas de calzados y ropa.

Docentes, tranquilos y atentos al control

La visión de los docentes sobre el retorno a clases es esperanzadora. A diferencia de semanas atrás, cuando la posibilidad de regreso tenía tintes de pánico.

Ahora, según directivos consultados, los docentes tienen entusiasmo y ya cuentan con instrucciones precisas de control de los alumnos para prevenir. "Como pasó un tiempo considerable se percibe la aflicción por volver, ya que fue un período prudente. Ahora vamos a ver qué pasa a partir de hoy, porque en la educación el tiempo perdido no se recupera", indicó una docente del Nivel Primario; sin embargo sostuvo que es unánime estar esperanzados ante el regreso. "Vamos a estar muy atentos", señaló otra docente del nivel Secundario. Entre las medidas de precaución los maestros realizarán una observación a la hora del izamiento de la bandera, para percibir y prestar atención el estado de los niños, sobre todo en su cara, y "ante cualquier síntoma los enviaremos a la casa".

Comentá la nota