"Prevenir es el deber del Estado".

La diputada reclama al Estado provincial "ahondar en un trabajo serio y permanente basado en la prevención de las enfermedades y de los males que acechan a los santafesinos.
"El dengue en Santa Fe parece haber sido una pesadilla que desapareció mediáticamente en un abrir y cerrar de ojos. La gripe porcina, las encuestas y pronósticos electorales y el acontecer cotidiano, transformaron al dengue en un mosquito que ya no parece ser noticia".

Por ello, en la provincia se encuentran en estudio actualmente unos 1500 casos de dengue, pero de eso no se habla más. Estos hechos revelan los errores en la política sanitaria del gobierno de Binner, que en la primera de cambio, solaparon al mosquito. Cabe recordar que Santa Fe, no sufría de dengue en los últimos veinte años, a pesar de que muchas veces y en particular en el año 2004, hubo brotes en provincias vecinas, pero aquí se desarrollaban programas tendientes para contrarrestarlos.

Lo que pasa en Santa Fe no tiene que ver con la cuestión nacional, tendríamos que preguntarle a Formosa o a Santiago del Estero, por qué no tuvieron un brote de dengue. Seguramente, estas provincias, sí escucharon los alertas y consejos del COFESA (Consejo Federal de Salud) el pasado mes de noviembre, al que asistieron al menos cinco funcionarios del Ministerio de Salud de nuestra Provincia.

En este sentido, citando al emérito Dr. Ramón Carrillo, quiero expresar que "los problemas de la Medicina como rama del Estado, no pueden resolverse si la política sanitaria no está respaldada por una política social. Del mismo modo que no puede haber una política social sin una economía organizada en beneficio de la mayoría".

Por este motivo, la tarea de los ministerios de Salud en las provincias de nuestro país, no sólo se acota a la acción durante las emergencias o una vez propagado un brote, sino principalmente, el deber del Estado es ahondar en el trabajo serio y permanente basado en la prevención de las enfermedades y de los males que acechan al pueblo.

Comentá la nota