Prevén el primer amparo colectivo en contra del Estado y de las AFJP

Consideran que la ley es inconstitucional, ya que se están expropiando fondos privados. Va acompañada de una medida de no innovar para que ANSeS no toque los fondos
Lejos estuvo de suceder con las AFJP lo que se dio con el campo. Esta vez, las cacerolas no se hicieron oír, al menos, no lo suficientemente fuerte como para hacer una diferencia. Pero la estatización de las AFJP todavía podría hacer ruido en el ámbito judicial.

Por lo pronto, ya un grupo de cerca de 100 individuos, entre los cuales hay integrantes del sistema financiero y de grandes empresas, preparan lo que será el primer amparo colectivo en contra de la ley que fue aprobada por el Congreso hace exactamente dos semanas, y que prevé la transferencia a la ANSeS de los aportes previsionales que estaban bajo la órbita de las AFJP, además de la eliminación total del sistema privado de capitalización.

Hasta ahora, sólo se habían registrado en el país dos amparos individuales y de personas que reclamaban no por sus aportes obligatorios al sistema de capitalización, sino por los aportes voluntarios que habían hecho a sus respectivos fondos de pensión.

Según explicó Bernardo Saravia, socio del Estudio Saravia Frías, Mazzinghi, que prepara el amparo colectivo, la acción tiene dos partes. En primer lugar, comprende una demanda en contra del Estado, ya que los individuos consideran que la absorción del stock de fondos gestionado por las AFJP es una “expropiación” y, como tal, iría en contra de lo establecido por la Constitución Nacional. La acción iría acompañada asimismo por una medida cautelar de no innovar, para que el dinero de los demandantes que sea transferido a la ANSeS quede identificado y embargado hasta tanto la Justicia no resuelva con respecto a la constitucionalidad de la ley aprobada recientemente por el Congreso.

“Es contundente. Desde el propio Estado el discurso fue siempre ‘esto (por el dinero aportado a las AFJP) es tuyo. Incluso esto se afirmaba a través del sitio de internet de la Superintendencia de AFJP, que es un organismo público’”, apuntó Marcos Mazzinghi, socio del mismo estudio.

Pero, además del Estado, el amparo colectivo apuntará a las mismas AFJP, por el deber fiduciario que las compañías tenían al gestionar los fondos de terceros (los aportantes) y que, a los ojos de los demandantes, habrían incumplido al no haber puesto reparos frente al avasallamiento del Estado.

“Las AFJP no pueden quedarse de brazos cruzados, sin hacer nada”, esgrimió Mazzinghi. Según ejemplificó el letrado, en 2002, cuando las administradoras de fondos comunes de inversión habían sufrido la pesificación de sus activos bajo administración, realizaron amparos judiciales en representación de sus cuotapartistas, en virtud de lo que correspondía por su responsabilidad fiduciaria. “Algo similar deberían haber hecho al menos las AFJP en este caso”, apuntó Mazzinghi.

Según confirmaron los letrados a El Cronista, el amparo colectivo se presentará en la Justicia una vez que aparezca publicada la ley de estatización de las AFJP en el Boletín Oficial. Los tiempos jurídicos establecen que los actores tienen, desde entonces, un plazo de 15 días para realizar un amparo.

“Yo creo que la batalla no está con las cacerolas, sino que va a estar a nivel judicial”, sentenció Saravia. De llegar a lo más alto de la justicia (léase la Corte Suprema), el fallo podría ser ejemplificador para el resto de los afiliados.

Comentá la nota