Prevén una inflación del 15% en 2010

Las grandes empresas incluyeron en sus presupuestos para el año próximo un incremento de dos dígitos en el costo de vida
Ya es casi una costumbre asumida: la inflación de 2010 será de dos dígitos por cuarto año consecutivo. Al menos así lo estiman las grandes empresas, que pusieron en sus presupuestos para el año próximo estimaciones de inflación que rondan el 15%, con picos que en algunos casos llegan hasta el 20 por ciento.

LA NACION consultó a varias empresas de primer nivel y con importantes niveles de facturación. Todas revelaron -a condición de que no se las identificara- que armaron sus planes de negocios sobre la base de una inflación muy superior a la que estimó el gobierno nacional en el presupuesto aprobado la semana pasada por el Congreso, que fue del 6,1 por ciento.

El alza salarial, la suba de los precios internacionales, el recalentamiento del consumo fueron algunas de las explicaciones que ofrecieron para justificar esas proyecciones.

"Uno debería pensar que la inflación va a estar alrededor del 15 por ciento", afirmó un empresario que forma parte del directorio de compañías líderes en las áreas de energía e industria. "Habría que ver que mucho depende de cómo se gestionen los temas salariales para que la inflación se encarrile", agregó, y advirtió que el alza de los costos varía mucho según la región y el sector en los que opere una empresa.

En la filial local de una multinacional que produce y comercializa artículos destinados al consumo masivo, habían elaborado su presupuesto hace un par de meses -cuando la situación económica hacía prever costos más "planchados" debido a la crisis internacional- con una estimación de inflación del 11 por ciento. "Hoy tendríamos que hacer un ajuste que nos llevaría a un nivel del 15 por ciento, principalmente explicado por el alza en salarios y algunos insumos críticos que son importados", confió un director de esa firma.

El economista Dante Sica, director de la consultora abeceb.com, confirmó la tendencia: "Cuando mirás las previsiones que figuran en los presupuestos de las empresas, todos tienen una inflación que está por arriba del 15 por ciento".

El economista incluyó en esa apreciación a empresas automotrices, alimenticias, de servicios públicos y otros sectores, y mencionó entre los factores "la estimación de la evolución del dólar y también porque se prevé que va a haber más consumo".

Las propias previsiones de los economistas -que asesoran a algunas de las principales empresas del país- rondan esa cifra. Miguel Kiguel, director ejecutivo de la consultora Econviews, dijo que su perspectiva de inflación para el año próximo se ubica "entre el 15 y el 17 por ciento, en línea con la de este año".

Ricardo Arriazu, de la consultora que lleva su nombre, es más moderado: calcula un alza de precios en torno al 13,5 por ciento, que sería la más alta de la región después del 23,4 por ciento estimado para Venezuela.

Miguel Bein, del Estudio Bein, maneja dos escenarios para 2010: el "base", incluye una inflación del 15,5 por ciento; el "optimista" tiene mayores tasas de crecimiento y de consumo privado, pero también de inflación, con un 16,5% para todo el año.

Un informe de la consultora Ecolatina -fundada por el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna- pronostica que el consumo volvería a crecer en 2010 (el 2,6%) y retomaría el nivel alcanzado en 2008. Sin embargo, en la firma advierten que "el repunte inflacionario esperado para el próximo año erosionará el poder adquisitivo de los salarios: las subas de tarifas y las probables subas en los precios de los alimentos retrasarán la dinámica de las cantidades consumidas".

Pronósticos reservados

Por supuesto, existen también variaciones en los presupuestos armados por las empresas. No todas apuestan al 15 por ciento.

En el extremo superior, por ejemplo, figura una importante empresa minera que calcula para 2010 una suba de precios del orden del 20 por ciento. "Lo más probable es que los precios de las commodities sigan subiendo", justificó un alto ejecutivo de esa firma. No muy lejos de esa proyección, una multinacional del sector energético se basó en los informes de varios economistas para prever una inflación de entre el 17 y el 20 por ciento.

En la otra punta, aparece un reconocido grupo empresario nacional con negocios diversificados, que colocó en su presupuesto 2010 una inflación del 12,3 por ciento. "La presión inflacionaria se está diluyendo bastante. Hoy no hay indicios de que se dispare. No hay fundamentos para poner un 20 por ciento", explicó uno de los hombres encargados de los números del holding.

En cualquier caso, de confirmarse todos estos pronósticos, la Argentina completaría su cuarto año con inflación real de dos dígitos. O incluso sexto año consecutivo, si se aceptan las estimaciones de quienes creen que en 2006 el alza de precios superó por algunas décimas al 9,8% informado por el Indec y se acercó al 12,3% de 2005, último año en que la inflación oficial fue aceptada unánimemente por economistas y por empresarios.

4

Años

* De confirmarse los pronósticos privados, 2010 será el cuarto año consecutivo con una inflación de dos dígitos.

20%

Inflación

* Es el tope para la suba proyectada en los precios en 2010, de acuerdo con los presupuestos con los que trabajan la mayoría de las grandes empresas.

Ranking regional

* Es la posición que ocupa la Argentina en un ranking sudamericano de países con mayor inflación, siendo superada únicamente por Venezuela.

Comentá la nota