Prevén que hacia octubre la soja superará los u$s 500

Los contratos futuros de soja en Chicago terminaron ayer en leve retroceso, tras las alzas del miércoles que los ubicaron a las puertas de u$s 440 por la tonelada. La oleaginosa a julio cerró ayer a u$s 433 la tonelada, en una habitual toma de ganancias, según consideraron los analistas.
No obstante, desde el lado de los fundamentals del mercado, los operadores y analistas consideran que la tendencia en alza llegó para quedarse por un tiempo más. Eso porque, a la pésima cosecha argentina –32 millones de toneladas, 33% menos que el ciclo previo– se suma una apretada oferta actual de la soja estadounidense, lo que haría que el stock del grano norteamericano caiga hacia principios de septiembre a los menores niveles en cinco años.

A esos factores alcistas de corto plazo, y que no dependen de la nueva campaña sojera que está comenzando en estos días con la siembra 2009/10 en Estados Unidos, se sumó un nuevo dato –difundido por la agencia Bloomberg sobre la base de las estimaciones de un trader sojero de la India–: la nueva política de Brasil para el uso del poroto para la bioenergía achicará más la oferta y encarecerá el producto.

Según Dorab Mistry, director de Godrej International, la soja comenzará el último trimestre del año por encima de u$s 500 la tonelada, lo que impulsará los precios del aceite derivado del poroto y y el de palma, su principal competidor.

"Preveo que después de julio Brasil no exportará ningún aceite vegetal en esta temporada", sostuvo el trader en una entrevista en Singapur. Mistry, que hace 30 años comercializa aceites vegetales, dijo que esa situación será consecuencia de la nueva normativa brasileña de incrementar en hasta 4% la utilización de biocombustibles. "Eso saca de circulación 400.000 toneladas de aceite de soja. Y nos deja con una oferta poco confiable de Argentina y el mercado más caro del mundo, Estados Unidos", apuntó.

Pero más allá del repunte de precios a mediano plazo que pueda tener la soja por la decisión de Brasil, la estrecha oferta actual con una demanda sostenida siguen siendo factores fundamentales para el mercado alcista que permitió que la oleaginosa subiera más de 50% desde los pisos de diciembre.

En ese sentido, la avidez china por asegurarse soja y subproductos hace que la oleaginosa disponible en Estados Unidos cotice por encima de los futuros de julio. "En la terminal de barcazas del río Mississippi, la actual cosecha está en u$s 438 la tonelada, por encima de Chicaco", indicó José Frogone, analista de la corredora de granos Cortina Beruatto. Ese valor está u$s 52 por encima de la posición noviembre en Chicago, que corresponde a la campaña que recién se está sembrando.

"Las posiciones de la cosecha vieja seguirán firmes en la medida que la intensidad de la demanda actual, en especial la harina y el poroto, se mantenga. Todavía es pronto para saber cuánto valdrá la campaña nueva", puntualizó.

Comentá la nota