Prevén que habrá demoras en el recuento de los votos

Es por la gran cantidad de listas; además, aún no hay suficientes presidentes de mesa voluntarios
A 27 días de los comicios, la campaña electoral encontró su primera gran coincidencia: la Casa Rosada, el gobierno de la provincia de Buenos Aires, dirigentes de la oposición y representantes de la Justicia advirtieron ayer que la enorme cantidad de listas presentadas en territorio bonaerense y la falta de autoridades de mesa provocarían demoras el día de votación y retrasos en el recuento de los votos.

El jefe de gabinete provincial, Alberto Pérez, reconoció a La Nacion que las casi 1480 nóminas oficializadas para las elecciones en la provincia de Buenos Aires, entre las que se cuentan 166 "listas colectoras" y 25 "listas espejo", "pueden provocar demoras en el escrutinio" provisional.

En buena parte de los partidos de la oposición coincidieron con el pronóstico de Pérez. Pero también alertaron sobre la posibilidad de que el kirchnerismo se aproveche de los retrasos en el escrutinio para manipular el resultado electoral.

En el resto de los distritos, donde no hay tantas fuerzas en competencia, las complicaciones podrían presentarse por la falta de autoridades de mesa. Esta situación se registraría especialmente en la Capital.

La jueza María Servini de Cubría aún no logró juntar suficientes presidentes de mesa voluntarios para garantizar que no se repita la situación vivida en 2007, cuando la falta de esas autoridades en los lugares de votación provocó retrasos en la conformación de las mesas y en el cierre de la jornada electoral, con la consecuente demora en el escrutinio.

Como informó ayer LA NACION, en ciertos distritos del conurbano, como San Isidro, San Martín, Merlo y José C. Paz, los votantes se encontrarán en el cuarto oscuro con casi 60 opciones diferentes. "El inconveniente no es la cantidad de mesas de votación. No es el horario de la jornada electoral. El problema lo constituyen las listas colectoras, que entorpecen el sufragio y demoran el escrutinio general", había advertido el juez federal electoral bonaerense, Manuel Blanco.

El director nacional electoral, Alejandro Tullio, coincidió en que el recuento de votos en la provincia de Buenos Aires iba a ser "más lento que en otras provincias". Pero sostuvo: "La demora que puede ocasionarse por la gran cantidad de listas se compensará por la menor cantidad de cargos en juego", en comparación con las elecciones de 2007, en las que también, además de cargos legislativos, se eligieron presidente, gobernador e intendentes.

Las demoras podrían producirse en los escrutinios de cada mesa y en la transcripción de los datos, tanto en los lugares de votación como en el centro de cómputos en el que se realizará el escrutinio provisional.

El Acuerdo Cívico y Social y Unión Pro admitieron una crisis en la oferta electoral que podrá confundir al elector dentro del cuarto oscuro y provocar inconvenientes en el recuento de los votos. No dejaron, de todos modos, pasar la oportunidad para deslizar sus temores de un posible fraude y apuntar sus sospechas contra el oficialismo (de lo que se informa por separado).

Pero a diferencia de lo que había ocurrido en los comicios de 2007, la proliferación de listas en los comicios del 28 de junio será, en su mayor parte, responsabilidad de la oposición, y no del kirchnerismo.

Es que el Acuerdo Cívico y Social finalmente presentó más de una nómina en 75 distritos. En total, esa alianza oficializó 102 colectoras. Unión Pro presentó más de una lista en 34 distritos, con un total de 35 colectoras. El Frente Justicialista para la Victoria llevará más de una boleta en 26 distritos, con un total de 29 colectoras.

La multiplicidad de listas se refleja en varios distritos del conurbano donde habrá decenas de boletas en las mesas de votación. Por ejemplo, en San Isidro, San Martín, José. C. Paz, Lomas de Zamora y Merlo se presentaron más de 20 listas con candidatos a concejales; 14 boletas con candidatos a legisladores provinciales y 20 con diputados nacionales.

La justicia federal aclaró ayer que los principales partidos se repiten en los tres segmentos (nacional, provincial y municipal), por lo tanto no suman boletas distintas. De todos modos, habrá decenas de ofertas dentro del cuarto oscuro, debido a la multiplicidad de "colectoras" (nóminas de partidos que presentan una misma lista para el orden nacional, pero que compiten en el nivel local) y "listas espejos" (nóminas de partidos distintos que presentan a los mismos candidatos para todos los cargos).

La justicia federal y la Junta Electoral ya advirtieron que esta multiplicidad de listas provocará demoras en el escrutinio.

Comentá la nota