Ya prevén ampliar el Presupuesto en 2009

El ministro de Economía hizo hincapié en la incertidumbre que reina en los mercados. “Para qué vamos a hacer un presupuesto si en febrero no lo podremos cumplir”, planteó Jiménez en la Legislatura.
Aval para el canon triplicado y la deuda reconocida al banco

“Quien diga que sabe qué es lo que va a pasar dentro de 48 horas está mintiendo. Nadie se puede imaginar el año que viene. La situación nos cambia el escenario día a día”, sostuvo ayer el ministro de Economía, Jorge Jiménez, al salir de la reunión con la comisión de Hacienda de la Legislatura, donde se trató el presupuesto 2009.

El funcionario confirmó que la pauta del próximo ejercicio rondará los $ 6.125 millones, tal como lo adelantó el lunes el gobernador José Alperovich, y que ahora se discute la distribución interna. Admitió, además, que es posible que durante 2009 se sancione una ampliación presupuestaria (como viene aconteciendo en los últimos años), y que cumplirá con el plazo constitucional que vence el 31 de este mes para elevar el proyecto a la Cámara.

“Si hay una hecatombe mundial, deberemos readecuarlo. ¿Para qué vamos a hacer un presupuesto si en febrero no lo podremos cumplir? El mercado va cambiando y, después de este lío, nadie sabe cómo quedará. Todo depende de cómo evolucionen, todo está siendo acomodado de acuerdo con las noticias, que nos hacen variar los parámetros fijados. La crisis es financiera, pero todo lo que empieza financiero se traslada a lo económico tarde o temprano, en seis meses o un año. Es una constante”, remarcó.

El ministro señaló que la proyección se basa en las pautas de la Nación del 4% de crecimiento y del 8% de inflación, lo que les da algo más del 12%, porque el acumulado supera la suma lineal de los porcentajes. En los mismos cálculos, el dólar estará en $ 3,18 a fin del próximo año.

Jiménez reconoció que la mayor preocupación del Gobierno es mantener los actuales niveles de empleo, especialmente sosteniendo la obra pública por su impacto en la generación de trabajo. Señaló que se podrá mantener esa expectativa haciendo grandes sacrificios en otras áreas, aunque puntualizó la defensa de las áreas de seguridad, salud y educación.

“En la Nación no se habla de aumentos salariales porque hasta a los sindicalistas les preocupa tener trabajo. Las negociaciones con los gremios siempre fueron posibles a partir de la base de la razonabilidad; prometimos y cumplimos con seguir la pauta nacional y, hasta ahora, no tenemos novedades”, concluyó.“Para qué vamos a hacer un presupuesto si en febrero no lo podremos cumplir”, planteó Jiménez en la Legislatura.

Comentá la nota