Prevén un 2010 con limitaciones y un presupuesto sin grandes proyectos

Calculan una inflación del 8 por ciento y un crecimiento del 2. El ministro de Economía, Ángel Sciara, dijo que será un presupuesto muy austero. Reiteró que estudian un esquema de armonización tributaria con Córdoba.
Una tasa de inflación del 8 por ciento, un "escaso" crecimiento del 2 y un tipo de cambio de 4,25 pesos. Esas son las variables macro con las que el Ministerio de Economía elabora el proyecto de presupuesto provincial 2010, que debe enviar a la Legislatura en 30 días.

"Son las pautas que en algún momento obtuvimos de la Nación y están dentro de los límites que nos parecieron prudentes. Estamos trabajando con esos valores; quizá para los impuestos provinciales incorporemos alguna tasa de inflación distinta en función de lo que está relevando el Ipec, pero creemos que tampoco va a ser muy distinto", dijo a El Litoral el titular de la cartera, Ángel Sciara.

Sus pronósticos para el próximo ejercicio no son alentadores. "Tenemos la necesidad de armar un presupuesto con mucha austeridad en materia de gastos, porque 2010 va a ser un año con problemas", vaticinó.

Sciara dijo que ya cuenta con los anteproyectos que giraron los diferentes Ministerios, y reconoció que muchos fueron ambiciosos para la estrechez de recursos que se prevé. "Todos quisiéramos construir la mejor provincia y tener la mejor salud, educación, seguridad; la mayor cantidad de obra pública y todo el territorio cubierto con acueductos, pero para eso hacen falta recursos. Entonces, debemos analizar la razón de ser de cada cartera, pero también la posibilidad de hacer que tenemos. La cantidad de cosas que cada uno quiere hacer termina siendo condicionada por las posibilidades financieras que son limitadas; 2010 va a ser un año con limitaciones", resumió.

Austero

En línea con su diagnóstico, Sciara confesó que el proyecto de presupuesto 2010 no incluirá emprendimientos de envergadura.

"Yo me animaría a decir que el 2010 no va a ser o no debiera ser un presupuesto de grandes proyectos. Será un presupuesto austero, donde sigamos trabajando en el armado de los proyectos. Los proyectos -aclaró- no tienen generación espontánea en términos de su diseño, y hay que estar preparados para la aparición de la bonanza, que seguramente llegará para 2011. Para encontrarnos en condiciones de poder aprovechar la recuperación de la economía argentina y de la provincia hay que tener los proyectos listos. Eso es lo que estamos haciendo en estos momentos".

En virtud de las "limitaciones", el ministro dijo que proyectan que el total de recursos que se destine a Rentas Generales esté "apenas un poquito por encima" del que se calculó para 2009. Y no se atrevió a asegurar que el resultado general del presupuesto sea superavitario o como mínimo, equilibrado. "Vamos a ver. Estamos terminando; estamos casi en reunión permanente para ver cómo cierra el presupuesto", comentó.

Emblemas

Pese a desestimar la incorporación de "grandes proyectos" para 2010, el ministro dijo que estarían garantizadas obras consideradas emblemáticas por la gestión provincial, como los hospitales.

"Los hospitales los estamos haciendo con el Fondo Sojero; así que los que ya empezamos a construir y los que tenemos previsto empezar el año que viene estarán financiados en gran medida con esos recursos", explicó.

Otro de los emblemas de este gobierno son los acueductos. En este caso, aclaró que "la magnitud de la inversión que se necesita para construirlos exige contar con financiamiento externo. Es imposible hacer acueductos con rentas generales, menos en una provincia como Santa Fe con una presión tributaria que realmente es baja".

Consultado sobre la factibilidad de que esos créditos aparezcan, Sciara dijo que es cuestión de buscarlos. "Las cosas no aparecen; las cosas hay que trabajarlas y buscarlas. Y ese trabajo requiere tiempo, gestión y decisiones políticas. Nosotros podemos tener la mejor gestión y tenemos la decisión, pero a veces hay cuestiones supraprovinciales que pueden obstaculizar el acceso. De todas maneras no prejuzgamos y trabajamos intensamente para tener acceso a recursos externos que nos permitan hacer estas grandes obras de la provincia", manifestó..

Impuestos

Paralelamente a la elaboración del presupuesto, el Ejecutivo impulsa otra discusión que implica negociar con la oposición de qué manera se "agranda la torta" para incrementar los recursos de la provincia. Es allí donde encajan los borradores para modificar valores de la actual estructura tributaria.

"Seguimos trabajando en las viejas y en las nuevas ideas -reconoció Sciara-. Creo que la construcción de un país federal requiere de ciertas armonizaciones; hoy estamos pensando en armonizar todos los niveles con la provincia de Córdoba, y una de las más interesantes es la armonización tributaria". El ministro consideró que Santa Fe tiene "diferencias tributarias importantes con Córdoba, siendo muy similares en sus estructuras productivas. Por eso estamos haciendo los estudios para ver las diferencias y las similitudes entre ambos regímenes".

Entre las principales diferencias, mencionó las alícuotas -más caras en Córdoba- que se pagan por Ingresos Brutos, y los valores del Inmobiliario. "Ellos (por Córdoba) tienen valores más elevados, incluso coparticipando distinto, porque sólo distribuyen el 20%", mencionó.

De todas maneras, evitó adelantar si estos cambios se plasmarán en el mismo proyecto de presupuesto o en mensajes complementarios. "Lo decidiremos oportunamente -dijo-. Es una decisión que trasciende a mi ministerio, pero seguramente habrá un trabajo en ese sentido porque son éstas las cuestiones que estamos manejando", concluyó.

Comentá la nota