La ley prevé hasta 2 años de prisión por ausencia sin justificación.

El secretario de la Cámara Nacional Electoral, Nicolás Deane, recordó ayer que "no asistir como autoridad de mesa es un delito de seis meses a dos años de prisión".
"No asistir como autoridad de mesa es un delito y tiene una pena de seis meses a dos años de prisión", advirtió el funcionario, quien remarcó que "se trata de una obligación pública".

En declaraciones radiales, Deane recordó que "la jueza (María Romilda) Servini de Cubría tiene mil procesamientos realizados". El secretario explicó que "los problemas" generados por la ausencia de las autoridades "surgen al tramitar un documento de identidad o pasaporte".

El funcionario judicial dijo que "las personas que no puedan ser presidentes de mesa por alguna razón de último momento, deben justificarse ante la Junta Electoral para que se las pueda reemplazar".

Deane advirtió también que "si el elector no encuentra su boleta en el cuarto oscuro debe salir y decir que faltan boletas sin nombrar ninguna".

El secretario electoral recordó que "las personas que no votaron en las elecciones anteriores podrán hacerlo sin inconvenientes este domingo".

Comentá la nota