Prevé el Banco Mundial una recesión global

Las estimaciones del organismo para este año son aún peores que las del FMI; el comercio caería a su punto más bajo en 80 años
NUEVA YORK.- En uno de los pronósticos más sombríos sobre el impacto global de la crisis financiera, el Banco Mundial (BM) advirtió que la economía y el comercio mundial se contraerán este año por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, y que los países pobres y en desarrollo serán los que enfrentarán las mayores dificultades.

En el informe, preparado para una reunión que los ministros de Finanzas y los funcionarios de bancos centrales del G-20 sostendrán la semana próxima, el BM además pronosticó que en 2009 el comercio caerá a su punto más bajo en 80 años y que la producción industrial podría ser hasta un 15% más baja que el año pasado.

Las estimaciones del BM son aún más pesimistas que las formuladas en enero pasado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que había pronosticado un crecimiento económico global del 0,5% para 2009. El informe del BM, que augura una recesión mundial para este año, no presentó cifras concretas. Estas serán dadas a conocer a fines de marzo, en un informe previo a la reunión que en Washington mantendrán sus autoridades y las del FMI.

El impacto sobre las naciones más pobres será grave, agregó el organismo, que pronosticó que un grupo de 129 naciones enfrentará un déficit de 270.000 a 700.000 millones de dólares este año.

El BM, que ofrece préstamos con interés bajo y subvenciones a naciones en desarrollo, advirtió que las instituciones financieras internacionales no serán capaces de cubrir siquiera lo mínimo de ese estimado. Sólo una cuarta parte de esas naciones vulnerables podrán disminuir la desaceleración económica a través de la creación de empleos o de "planes de emergencia", dice el informe.

El organismo adelantó que la crisis financiera tendrá repercusiones a largo plazo en las economías emergentes. Debido a que las naciones ricas están tomando más préstamos, los países en desarrollo tendrán cada vez más dificultades para conseguir créditos de los organismos financieros internacionales.

Y los países en desarrollo que pueden todavía obtener créditos enfrentarán costos más altos y un menor flujo de efectivo, lo que conducirá a una inversión más débil y a un crecimiento más lento, según señaló el organismo internacional.

Para disminuir la carga sobre las naciones en desarrollo, el BM urgió a la cooperación de los países desarrollados, las instituciones mundiales y el sector privado.

"Necesitamos reaccionar en tiempo real a una crisis creciente que está lastimando a la gente en las naciones en desarrollo´´, dijo el presidente del organismo, Robert Zoellick.

"Esta crisis global requiere una solución global y evitar una catástrofe económica en los países en desarrollo es importante para los esfuerzos mundiales por superar la crisis", añadió.

"Necesitamos inversiones en redes de protección, infraestructura y compañías pequeñas y medianas que creen empleos para evitar disturbios políticos y sociales", concluyó.

Además, según las proyecciones del BM, los flujos de comercio globales van camino de registrar su mayor caída en 80 años. Los países del este asiático serán los más afectados.

En ese sentido, el Banco Asiático de Desarrollo estimó ayer que las economías asiáticas ya perdieron 9,6 billones de dólares desde el estallido de la crisis, mientras que las de América latina perdieron 2,1 billones de dólares.

Las remesas

El estudio publicado por el BM llama la atención también sobre el impacto negativo que tendrá en los países más pobres los menores flujos de remesas y la caída en los precios de las materias primas, dos factores que afectan de forma especial a América latina.

El BM mencionó, en ese sentido, que para por lo menos nueve países de América latina, los ingresos de las materias primas representaron por lo menos un 2% del PBI entre 2002 y 2007. En algunos casos, como el de Bolivia, ese porcentaje alcanzó recientemente el 12% del PBI, según el BM.

El informe agregó aún más pesimismo a los mercados, que durante todo el día tuvieron un comportamiento errático. Wall Street vivió otro día de pérdidas: el Dow Jones cayó un 1,21% y cerró a su nivel más bajo en 12 años, mientras que el índice tecnológico Nasdaq bajó un 1,85% y alcanzó su mínimo en seis años.

En Europa, los resultados fueron mixtos. El índice británico FTSE 100 subió un 0,33% y el alemán DAX avanzó un 0,70%, pero el francés CAC y el español Ibex bajaron un 0,60% un 1,72%, respectivamente.

En la bolsa de Tokio, el índice Nikkei había cerrado a su nivel más bajo en 26 años, tras el anuncio de un déficit récord de cuenta corriente en enero en Japón.

Agencias AP, ANSA, EFE y DPA

El dólar, refugio en el mundo

* NUEVA YORK (Reuters).- El dólar subió ayer frente a la mayoría de las principales divisas, impulsado por la recesión global y los temores por la situación del sector bancario, que provocaron una nueva aversión al riesgo y dejaron a los inversores buscando a la moneda estadounidense como refugio seguro. "Ciertamente estamos en modalidad de aversión al riesgo y el negocio es comprar dólares, lo que en gran medida refleja una enorme repatriación de fondos a Estados Unidos", dijo Robert Blake, estratega cambiario jefe de State Street, en Boston.

Comentá la nota