SE PREVE UNA AMPLIACION PRESUPUESTARIA DE 10 MILLONES DE PESOS PARA LA APLICACION DE LA NUEVA LEY DE EDUCACION

El titular de la Asociación de Escuelas de Gestión Privada, Osvaldo Bodeán, calificó como “tranquilizador” al encuentro que mantuvo ayer con la presidenta del Consejo General de Educación (CGE), Graciela Bar, para analizar la instrumentación de la nueva ley provincial de educación
Según dijo a APF, la funcionaria les aseguró que el 2009 “es un año de transición” y que la nueva normativa “se aplicará de manera tal que no resulte traumático para la vida de las escuelas” • Asimismo les explicó que “se prevé una ampliación presupuestaria de algo más de 10 millones de pesos para cubrir todos los gastos de la transformación”.

“En términos generales fue una muy buena reunión, la consideramos positiva”, afirmó Bodeán respecto al encuentro que se realizó ayer al mediodía en el Palacio de Educación, y que duró aproximadamente una hora y media.

Según comentó, en primer lugar la titular del CGE “hizo una exposición sobre cómo marcha la transformación educativa en la provincia” y en ese orden afirmó que “el mensaje central de ella, que es tranquilizador para nosotros, es que se aplicará la reforma de manera tal que no resulte traumático para la vida de las instituciones”.

Concretamente, Bar señaló que “2009 es un año de transición, y que ninguna institución educativa que no tenga claridad acerca de cómo caminar en la conversión, será obligada a empezar ya con la misma”, explicó Bodeán.

Al respecto comentó que “las escuelas que actualmente llegan a noveno no tienen claro si van a continuar hasta esa edad de los chicos, pero convertida en ciclo básico de secundario, o si se van a retrotraer a escuela básica absoluta, es decir hasta sexto, o si se van a extender a secundaria completa. Cualquiera de estos caminos implica mover personal y costos. Por eso hay mucha incertidumbre. Pero la palabra de Bar fue tranquilizadora, porque dijo que se analizará el caso a caso”.

Asimismo, resaltó que la presidenta del Consejo de Educación les informó “que se previó una ampliación presupuestaria en su conjunto a fin de contemplar todos los costos nuevos que aparezcan de la transformación”. Se trata de “algo más de 10 millones de pesos para todo el año y todas las escuelas”, precisó.

La cuestión presupuestaria era una de las inquietudes de las escuelas privadas, que temen “que se repitan los mismos errores de la transformación anterior, que quedó a media agua y justamente un factor clave fue la falta de presupuesto. Queremos tener señales claras de que no va a pasar lo mismo”, explicó Bodeán.

• Suplencias

Por otro lado, el titular de la Asociación señaló que en el encuentro plantearon “las dificultades que les genera a las escuelas la manera en que se aplica el tope de 8% en el pago de suplencias”.

En ese orden dijo que se le sugirió a Bar que “cuando las escuelas tengan docentes en uso de licencia por enfermedades graves fácilmente identificables y constatables, como las oncológicas, o que estén atravesando otras situaciones fácilmente constatables, como los embarazos, el nombramiento de suplente para esas licencias no sea computado dentro del 8% de tope. Porque en la realidad basta que una escuela tenga uno o dos docentes con licencia para que les quede ocupado el 8%. Y si se enferma alguien más, conseguir que el Estado se haga cargo de las suplencias es imposible”.

Aunque reconoció que “siempre ha habido disposición de la Dirección de Privada para ver el caso a caso”, remarcó: “Le sugerimos a la presidenta del CGE que se reglamente cómo computar ese porcentaje, y no computar las suplencias por licencias por casos de esa naturaleza”.

Bodeán aseguró que Bar “se mostró interesada y dijo que va a analizar el tema”.

• Créditos blandos

La Asociación de Escuelas de Gestión Privada también presentó a la funcionaria una propuesta para que se analice la posibilidad de facilitar líneas de financiamiento blandas a estas instituciones, para realizar refacciones edilicias o reponer mobiliario.

“Muchas de nuestras escuelas no tienen posibilidades de servirse de la cuota para hacer nuevas aulas. Si desde el Estado se puede facilitar créditos con muy baja tasa de interés, esto podría ser un instrumento para financiar mejoras edilicias”, expresó Bodeán al respecto.

En declaraciones a esta Agencia, señaló que estos créditos tendrían “las características que tiene todo crédito, es decir que hay que devolverlo, no estamos hablando de subsidio”.

La diferencia es que tendrían “una tasa de interés baja, pero a la vez lógica, para que el Estado no pierda en cuanto al valor del dinero que va a prestar”.

Bodeán dijo por último que Bar también manifestó interés por esta propuesta.

Comentá la nota