Pretenden destinar los recursos mineros a obras energéticas

Los diputados del interbloque justicialista presentaron un proyecto de ley con el que buscan limitar el uso y destino de los recursos más cuantiosos que recibe la Provincia después de la coparticipación: las regalías y utilidades mineras.
La iniciativa -que fue presentada ayer y hoy tomará estado parlamentario- declara la emergencia energética e hídrica por un plazo de seis años -hasta 2015- y crea por diez años el Fondo Fiduciario de Desarrollo Energético de Catamarca, que se nutriría de todos los recursos que por regalías mineras -después de la distribución a los municipios- recibe la Provincia, más las utilidades que el Estado percibe en su calidad de socio de YMAD en la explotación de Alumbrera. Hasta ahora, a diferencia de los municipios que están limitados en el destino que pueden dar a las regalías, la Provincia no tiene restricciones en el uso de los recursos mineros: las utilidades no tienen destino específico y sobre las regalías, la ley 5128 apenas señala que se debe utilizar "priorizando el desarrollo económico de las poblaciones con mayores índices de necesidades básicas insatisfechas (NBI) y de desempleo".

De avanzar la iniciativa opositora, los fondos mineros podrían usarse exclusivamente para obras de infraestructura hídrica y energética. El proyecto también modifica el destino que hoy tienen los recursos mineros de los municipios -obras de infraestructura para el desarrollo económico y capacitación en actividades productivas- y los destina igualmente a inversiones en materia hídrica y energética.

Según los datos que consignaron los diputados en la presentación del proyecto, desde 2003, el Estado provincial recibió 1.100 millones de pesos en utilidades y regalías mineras, más los 400 millones que se distribuyeron a las comunas. "Es decir que van 1.500 millones de pesos gastados supuestamente en desarrollo, pero que no han contribuido a dar soluciones a largo plazo en los principales problemas que tiene Catamarca", opinó Juan Cruz Miranda, diputado electo y subsecretario administrativo de la Cámara. Asimismo, Miranda proyectó que, en caso de constituirse el Fondo Fiduciario, recibiría durante su existencia más de 1.000 millones de pesos.

La figura del fondo fiduciario restringe a los fines definidos el uso de los recursos que lo integran. La iniciativa opositora prevé la constitución de un directorio de tres miembros -dos propuestos por el Ejecutivo y uno por la oposición- que deben contar con el aval del Senado y que será el que, en definitiva, defina en qué obras se invertirá el dinero. La misma norma crearía una comisión de control y seguimiento formada por nueve miembros.

Aunque el proyecto cuenta con el aval de los diputados del interbloque y la intención del sector es avanzar con su tratamiento aunque sea durante una eventual prórroga del período ordinario, el diputado Oscar Vera admitió que no hubo ningún tipo de negociación con el FCS.

1.100 millones Es el monto que recibió la Provincia en concepto de regalías y utilidades. A ese monto, se suman los 400 millones que recibieron por regalías las comunas.

Comentá la nota