Pretenden ahorrar 75 mil pesos al mes entre energía y alquileres.

Es por la baja en la coparticipación de 200 mil pesos. Reducirían dinero en áreas con “gastos innecesarios”. “Estamos en crisis y tenemos que ajustarnos. Vamos a achicar en eventos que hace el Municipio”, dijo Javier Bertoldi.
Centenario > La tendencia a la baja en los ingresos coparticipables del municipio de Centenario -estimados este mes en unos 200 mil pesos menos- llevó a repensar un “plan de achique” en los gastos de funcionamiento general.

Entre la reducción del consumo eléctrico en la planta de tratamiento de líquidos cloacales y la supresión de contratos de alquiler, la comuna pretende ahorrar unos 75 mil pesos al mes, dinero que sería volcado “a obras y no a sueldos”.

La decisión de achicar gastos en algunas áreas municipales fue confirmada días atrás por el intendente Javier Bertoldi durante la inauguración de un hogar para familiares de enfermos -“Sagrada Familia”- del padre Germán Cazeneuve.

“Estamos en crisis y tenemos que ajustarnos. Vamos a achicar en eventos que hace el municipio. Es una situación crítica y tenemos que ver los gastos innecesarios para poder seguir haciendo obras para la comunidad”, expresó el jefe comunal.

El plan está pensando desde hace un tiempo, ya que la comuna compró un banco de capacitores con el fin de aprovechar al máximo la potencia que se requiere para que funcione todo el sistema de la planta de cloacas y así no desperdiciar energía.

Por “corrientes parásitas” (fuga que no se utiliza) la planta consumiría cerca de 15 mil pesos mensuales -según estiman los técnicos- desde hace varios años, pero la inversión para corregir el desperfecto es cercana a los 50 mil pesos.

El plan de ahorro en el funcionamiento municipal también alcanza a los contratos de alquiler que se pagan para el funcionamiento de distintas áreas, a pesar de que el Municipio cedía en comodato inmuebles propios a otras instituciones.

Según el intendente, al asumir su gestión en diciembre de 2007 se encontró con una abultada suma de dinero en el pago de alquileres. “Se pagaban fortunas en alquileres y ahora queremos recuperar edificios propios”, recalcó.

El ahorro que se pretende en alquiler es de unos 50 mil pesos mensuales, según expresó. La cifra se suma a los 15 mil en energía y otra porción aún no estimada en distintas áreas, con gastos relacionados a la organización de eventos.

Desde marzo de 2008 la comuna local está en “emergencia económica”. Hacia junio de ese año las finanzas y la deuda se achicaron, pero los efectos de la crisis internacional sobre el presupuesto y la coparticipación afectaron los ingresos.

Dinero para sostener el empleo

Centenario > Acorde con el discurso kirchnerista de “sostener el empleo” y no volcarlo a salarios, el intendente Javier Bertoldi aseguró a este diario que el dinero del ahorro municipal se volcará en obras y en Desarrollo Social.

“Vamos a seguir sosteniendo la obra pública, pero por esta crisis económica algunas familias han perdido el trabajo en Centenario y necesitamos destinar fondos para ayuda social para recuperar el empleo”, dijo el mandatario comunal.

La cartera social en esta gestión de gobierno no tiene demasiada gravitación, al contrario de lo que sucedía en el gobierno emepenista del ex intendente Adrián Cerda, donde la mitad del presupuesto destinado a la obra pública se ejecutaba en distintos planes de ayuda social.

Al inicio de esta gestión, se recortaron cerca de 210 mil pesos en planes sociales que pagaba el municipio. De 670 beneficiarios se pasó a un poco más de 100. Bertoldi denunció que la mayoría de los planes que se pagaban tenían “intermediarios” formados por cooperativas de dudosa legalidad, que se alzaban con más de 5 mil pesos por cada líder de desocupados.

Comentá la nota