El presupuesto de Vidal: por qué lo rechazan los gremios y los intendentes

El presupuesto de Vidal: por qué lo rechazan los gremios y los intendentes

Docentes y estatales critican el aumento del 22,9% que prevé el proyecto. Los jefes comunales están molestos por los pagos que Vidal les transfiere para costear los subsidios al transporte y la luz. La iniciativa tomará estado parlamentario mañana y la próxima semana habrá ronda de ministros en la Legislatura.

El presupuesto  que María Eugenia Vidal envió esta semana en la Legislatura generó tensión con los intendentes por los costos que deberán asumir por el traspaso de los subsidios al transporte y la tarifa social de luz, y con los gremios por la pauta salarial y la baja en áreas claves de la administración provincial. 

La ley de leyes, que mañana tomará estado parlamentario durante la sesión del Senado bonaerense, contempla gastos por 929 mil millones de pesos, un déficit de 40 mil millones y un pedido de endeudamiento por 77 mil millones. Y aunque el gobierno aseguró que las áreas que más crecen son la asistencia social y la obra pública, lo cierto es que son los servicios de deuda los que más suben en la proyección 2019: un 100%. 

El proyecto contempla el pago de 56.500 millones en servicios de la deuda en concepto de capital e intereses, un gasto que representa más que el presupuesto en Salud, que es de 51 mil millones, o más del doble de lo presupuestado para Desarrollo Social o para Infraestructura, con 23 mil millones para cada ministerio, por citar algunos casos. 

El texto, que comenzó a ser analizado ayer por legisladores, intendentes y economistas del PJ, junto a gremialistas, es cuestionado por la suba del pago de deuda, por el recorte en más de 40 mil millones de pesos que arrastra del presupuesto nacional y también por los "costos" que traslada a los municipios para que afronten los subsidios al transporte y la tarifa eléctrica. 

Docentes, estatales, médicos y judiciales ya salieron a rechazar el proyecto y advirtieron que contempla una pauta salarial del 22,9% para el próximo año cuando la inflación proyectada es del 35%. Vidal mantiene un conflicto salarial con todos estos sectores -el más duro es con los docentes- que rechazan la suba del 30% a diciembre que les otorgó de manera unilateral por no llegar a un acuerdo. Hasta ahora, el gobierno sólo firmó paritarias con los estatales de UPCN y FEGEPPBA, quienes representan al 23% de los empleados de la administración pública bonaerense. 

El titular de Suteba y secretario General de la CTA Provincia, Roberto Baradel, adelantó que se reunirá con diputados y senadores para pedirles que frenen el Presupuesto y elaboren un proyecto alternativo. También anunció que, como ocurrió en el Congreso Nacional, convocarán a una marchar el día que se trate el proyecto en la Legislatura. 

"Es un presupuesto de ajuste, que significa una baja del salario para el año que viene. Que implica un endeudamiento muy grande en el que la provincia sigue los mismos pasos de Nación. El pago de los intereses implica prácticamente el 50% del Presupuesto en Educación", se quejó en una conferencia de prensa. Y puntualizó que "la pauta salarial la establecen en un 22,9% cuando la proyección de inflación es del 34,8%. Y como si esto fuera poco, transfiere los gastos a los Municipios". 

Por su parte, el titular de ATE Provincia, Oscar De Isasi, sostuvo que el presupuesto en áreas clave vuelve a bajar como en los años anteriores. “Salud disminuye de 7,3% a 6,7% en su participación con respecto al presupuesto total. Educación sigue bajando, pasa de 30,3% de participación en el total del presupuesto a una participación del 29,2% en este último ejercicio presupuestario. Desarrollo Social se mantiene en el bajísimo 3% de participación del total del presupuesto. Justicia sigue bajando, lo mismo que Infraestructura”, enumeró. 

El costo para los municipios 

El presupuesto prevé que los municipios se hagan cargo de la tarifa social de la electricidad y del subsidio de las líneas locales de colectivos. Vidal les transfiere así parte del costo que deberá afrontar la Provincia por el traspaso de esos subsidios que hoy paga la Nación y que fueron el motivo de la tensión con el presidente Mauricio Macri de las últimas semanas. Según el Ejecutivo, ambos ítems redondean los 10 mil millones, aunque los jefes comunales aseguran que el costo podría ser más del doble. 

La noticia no cayó bien en los intendentes del PJ, menos aún en los que tienen bajo su control el bloque de diputados "PJ Unidad y Renovación". Esa bancada, que tiene como interlocutor a Martín Insaurralde, facilitó el tratamiento y la mayoría especial para que Vidal se endeudara los años anteriores. Pero todo forma parte de la negociación que recién arranca. 

El otro ítem que tampoco causó gracia es que, de aprobarse el proyecto, los municipios del Conurbano deberán afectar el 100% del Fondo de Financiamiento Educativo a obras escolares, un tema extremadamente sensible tras la tragedia en la escuela de Moreno. Hoy, esos fondos son usados para pagar salarios y alimentos, entre otras cosas, argumentan los intendentes.

El otro ítem que tampoco causó gracia es que, de aprobarse el proyecto, los municipios del Conurbano deberán afectar el 100% del Fondo de Financiamiento Educativo a obras escolares, un tema extremadamente sensible tras la tragedia en la escuela de Moreno. Hoy, esos fondos son usados para pagar salarios y alimentos, entre otras cosas, argumentan los intendentes.

Comentá la nota