Presupuesto: Todavía no fue presentado el nuevo borrador

Hasta el momento no hay mayores novedades al respecto, aunque se insiste en que la nueva ordenanza madre municipal sería puesta a consideración del HCD antes del inicio de las ordinarias, para iniciar las discusiones pertinentes con los bloques legislativos opositores - Mientras tanto, los municipales esperan que se resuelva la situación cuanto antes, en virtud del aumento salarial contenido en ese cuerpo documental
Siguen sin producirse mayores novedades en cuanto a la iniciativa del Ejecutivo municipal respecto a la presentación de un borrador con modificaciones del presupuesto 2009 que, como se sabe, fue rechazado oportunamente por los bloques legislativos de la oposición.

De todos modos, se insiste en que la nueva ordenanza madre municipal sería puesta a consideración del Concejo Deliberante local antes del inicio de las ordinarias, para iniciar las discusiones pertinentes.

Mientras tanto, y como ya hemos referido en distintas oportunidades, los trabajadores municipales esperan que se resuelva la situación cuanto antes, en virtud del aumento salarial contenido en ese cuerpo documental, un veinte por ciento que, según sus expectativas y de acuerdo a lo convenido en su momento con el DEM, debía cancelarse a partir de este año.

NEGOCIACIÓN

Por lo que se sabe hasta el momento, el Departamento Ejecutivo continúa trabajando en la reelaboración del presupuesto municipal para este año, y si bien aún no hay una fecha estimativa para su presentación ante el Concejo Deliberante local, se prevé que ésta se viabilizará, como hemos señalado, antes del inicio del presente período ordinario, que se producirá en el mes de abril.

De hecho, se especulaba ayer, en ámbitos vinculados al quehacer comunal local, que sería factible que tal vez en el curso de los próximos días podría hacerse llegar a los bloques legislativos un borrador con la nueva configuración del presupuesto 2009, para que se inicie el correspondiente análisis.

Esto constituye -ya lo hemos dicho-, en términos estrictamente políticos, una novedad, ya que la intención es que los bloques legislativos y el Ejecutivo consensuen cada punto, especialmente los más controversiales, como por ejemplo, el aumento de tasas que pretendía el oficialismo, que en su momento fueron parte de la argumentación de los bloques opositores para rechazar esa normativa.

La idea es que se abra un ámbito de negociación, y no de imposición por un lado y de negación por el otro. Que es lógicamente lo que debería haber ocurrido desde un principio, si se quiere.

MUNICIPALES

Por otro lado, es imposible dejar de incluir en el complejo escenario la creciente presión, dimanante del generalizado malestar del gremio, de los trabajadores municipales, que preveían que, al tener que regirse el DEM con el presupuesto ejecutado 2008, sin modificaciones, perderían la posibilidad de lograr el incremento del veinte por ciento previsto en esa normativa sobre los salarios básicos (cifra que se había entregado anteriormente en forma no remunerativa).

Comentá la nota