El presupuesto ya no será tratado en las ordinarias

Los contrapuntos políticos entre oficialistas y opositores en el Parlamento santafesino y el impacto local de la crítica situación de las finanzas globales determinaron que el presupuesto 2009 no sea tratado en las dos últimas sesiones que le restan al período ordinario de sesiones.
Así lo afirmó ayer el diputado frentista Carlos Fascendini, presidente de la estratégica comisión de Presupuesto y Hacienda. "No hay plazos, el presupuesto está en análisis pero los hechos que han ocurrido desde el momento en que el mensaje fue elaborado y enviado a la Legislatura y lo que estamos transitando hoy en la vida económica, política y financiera del mundo y del país, han cambiado las cosas", afirmó el legislador desechando la posibilidad de que la ley de leyes sea tratada por la Cámara baja el último jueves de noviembre, tal como habían acordado hace dos semanas los legisladores del Frente Progresista y el PJ en reuniones de Labor Parlamentaria.

Según Fascendini, en la Legislatura se aguarda "una definición y comunicación del Ministerio de Economía sobre nuevos parámetros para ajustar el presupuesto, con una nueva tasa de inflación y crecimiento y un recálculo de los recursos, eliminando las partidas que iban a surgir de la reforma".

Consenso. El legislador de la UCR también supeditó la aprobación del presupuesto, cuyo tratamiento parlamentario seguramente pasará al período extraordinario de sesiones que es convocado con habilitación especial de proyectos por el Ejecutivo entre los meses de diciembre y abril, a un acuerdo político previo con la oposición justicialista en la Legislatura. "No podemos desdeñar el aspecto político, y que implica que se genere un marco de acuerdo y no insistir con la sanción en una cámara y el rechazo de la otra", como sucedió con la fenecida reforma tributaria que impulsaba el oficialismo y la quinta cuota del impuesto inmobiliario que propuso a cambio el justicialismo.

Comentá la nota