El Presupuesto quedó atado al futuro de la coparticipación

Pasada la medianoche no se sabía si iba a ser aprobado en general. Cobistas y radicales buscan más recursos para los municipios. Oficialismo quiere avales para tomar créditos.
Anoche, la tensión subía en la Cámara de Diputados. Cobistas y radicales impulsaban un aumento en la coparticipación de los impuestos que van a las comunas y este pedido trababa la posibilidad de que el Gobierno disponga de garantías para acceder al endeudamiento. Al cierre de esta edición, se avanzaba con la idea de que el Presupuesto 2009 sea aprobado en general, pero dejando inconclusa la discusión artículo por artículo.

Tras aprobar la ley impositiva (ver aparte) ayer cerca de las 18, Diputados dispuso un cuarto intermedio para retomar la sesión con el tratamiento del Presupuesto, pero ese receso se postergó hasta hasta la medianoche.

La iniciativa de radicales y cobistas (que ensayan una alianza electoral para el año que viene) de incluir un aumento de 2 puntos en el porcentaje de recursos que los municipios reciben por coparticipación y un pedido para que las comunas sean quienes cobren el Inmobiliario, mantenía en suspenso al resto de los bloques.

Ambas cláusulas fueron incorporadas al artículo 71 del Presupuesto que establece la autorización al Ejecutivo para usar la coparticipación federal, las regalías petrolíferas y otros fondos provinciales como garantías para acceder a financiamiento. Por lo tanto, si el artículo salía aprobado y era vetado luego por el gobernador Celso Jaque, quedaban anuladas también la utilización de las garantías que le permitirían a la provincia tomar créditos.

Esa jugada de cobistas y radicales generó una emboscada para el oficialismo que necesitaba los votos de los dos tercios de los presentes para aprobar el uso de las garantías para endeudarse y desestimar así el aumento de la coparticipación que pretendían estos dos bloques de la oposición.

El oficialismo había conseguido sumar al PD, a los peronistas en la Concertación (la mayoría responde al intendente sanrafaelino Omar Félix), a los cuatro monobloques (Concertación Plural, PIM, Fiscal y ARI) pero no alcanzaba los 32 votos que requería para avalar sólo el uso de las garantías. En tanto, radicales y cobistas resistían anoche con su postura, a pesar de que tampoco podían aprobar la suba de la coparticipación porque no tenían la mayoría necesaria.

"Si no nos aprueban el artículo 71 que establece el uso de garantías, preferimos no tratar el Presupuesto 2009 y seguir usando el vigente", lanzó varias veces el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús. La pauta de gastos para el año que viene está prevista en $ 7.600 millones, un 17% más elevada que la aprobada este año.

"Esto no ha sucedido nunca en la historia", se quejó el jefe del bloque oficialista, Carlos Bianchinelli, mientras las horas pasaban sin definiciones.

"El pedido que hacen es totalmente inviable, entre otras cosas, quieren que los municipios cobren el Inmobiliario, algo que en la práctica no es posible", dijo el concertador plural, Roberto Blanco.

"No puedo creer lo que piden, me sorprenden. Mi idea era que incorporemos una cláusula al Presupuesto para que, a partir del 1 de marzo, la Legislatura se disponga a discutir la coparticipación", sumó el demócrata Roberto Pradines.

En tanto, radicales y cobistas abrían y cerraban puertas de reuniones mantenidas algunas veces en conjunto y otras por separado. Los teléfonos sonaban sin reparo y los interlocutores eran siempre los mismos: los intendentes.

En ese punto, coincidían opositores y oficialistas. Anoche, había fuertes versiones de que algunos intendentes del PJ pusieron reparos a la distribución de las obras públicas para los municipios que planteó el Ejecutivo. Más teniendo en cuenta que las obras están sujetas a mayor recaudación, en vísperas de un año crítico. Así se llegó a un punto sin retorno en una discusión que sigue abierta.

Comentá la nota