Presupuesto participativo: rescatan un proyecto clave

Lo analiza el Concejo. Permite que los vecinos elijan en qué usar parte de los fondos públicos. También debaten el acceso a la información y la elección del ombudsman.

Los tres proyectos tienen varias cosas en común, además de haber sido presentados por la Coalición Cívica: todos apuntan a cambios normativos profundos, le dan un lugar de importancia a las entidades de la sociedad civil, son resistidos por el oficialismo y debieron aguardar durante muchísimo tiempo en un cajón de la comisión de Legislación, Interpretación y Reglamento del Concejo Deliberante.

Esta semana, ese cuerpo decidió quitarles el polvo a las carpetas y comenzar a discutir los proyectos de elección del Defensor del Pueblo de Pilar, de acceso a la información pública y de presupuesto participativo.

La Comisión de Legislación, que preside desde este año el denarvaísta Diego Ranieli en reemplazo del zuccarista Carlos Olivera, puso los tres temas en la mesa de debate el último lunes con una meta clara: que esta vez, la discusión no muera en un cajón sino que los proyectos lleguen al recinto para ser aprobados o rechazados tras el correspondiente debate público.

"Lo vamos a llevar a la sesión sí o sí. Si no es en la próxima será en la siguiente, pero lo vamos a hacer", se comprometió Ranieli, ayer, consultado por El Diario.

Sin embargo, el paso por la comisión no será rápido. Por el contrario, tomará tiempo que cada uno de los concejales que integran el cuerpo analicen los proyectos que son desacostumbradamente extensos y precisos para lo que suele verse en el deliberativo. Además, se suspendió la sesión prevista para anoche a raíz de la ausencia de la mayoría de los ediles, que participan en Mar del Plata de la Cumbre de Alcaldes (ver aparte).

Además de la autora de las iniciativas, Marcela Campagnoli y de Diego Ranieli, de la reunión participaron el opositor Héctor Carrion y los oficialistas Miguel Saric, Carmen Mahfud, José Cerole, Alberto Zapata, Carmen Rivera, Dora Montes y Liliana Monje.

Participativo

El presupuesto participativo es uno de los temas que más adhesiones -o menos rechazos, según se mire- cosechó en su entrada inaugural en la comisión.

El proyecto establece que el destino de un porcentaje del presupuesto total de la Comuna -un máximo del 5% en los primeros dos años de vigencia y del 15% desde el tercero- será debatido y decidido por la sociedad civil.

El proyecto pretende que esa norma entre en vigencia a partir del presupuesto 2010, que deberá comenzar a debatirse en los próximos dos meses.

Ese destino del dinero será decidido por un Foro de Organización y Seguimiento del Presupuesto Participativo, que se integrará en partes iguales por miembros del Departamento Ejecutivo, del Concejo y de las entidades intermedias.

Ese ente canalizará los debates que se darán en Foros Barriales que se crearán en cada localidad.

Los proyectos que podrán presentarse para debatir en los foros deberán ajustarse a siete núcleos temáticos: infraestructura, servicios, salud, educación, seguridad, deporte y cultura, y urbanismo.

Los foros barriales analizarán cada propuesta que se presente y elevará las elegidas al Foro de Organización y Seguimiento, que será el encargado de evaluarlos técnica y financieramente. También fijará prioridades para propiciar distribución de infraestructura y servicios en el territorio municipal.

Así, la propuesta de cada año deberá ser entregada al Ejecutivo antes del 30 de septiembre para que se integre como parte del presupuesto total.

Información

El proyecto para regular el acceso a la información pública fue presentado también hace tiempo. Hay dos en debate, uno del Paufe y otro de la Coalición Cívica, que plantea el tema con mayor minuciosidad reglamentaria.

La iniciativa pone a disposición información que surgiera del Ejecutivo, del Concejo Deliberante, órganos centrales o descentralizados, delegaciones y Juzgado de Faltas. También involucra a las empresas licenciatarias o concesionarias de servicios públicos.

El acceso a la información se garantizará a todos los habitantes del distrito que la soliciten por escrito con la identificación del peticionante. Las solicitudes también podrán efectuarse en la oficina correspondiente en forma oral, en cuyo caso el funcionario municipal que reciba la petición deberá dejar constancia e iniciar el trámite pertinente.

La solicitud de información deberá satisfacerse en 15 días hábiles prorrogables por otro plazo igual. Pero la denegatoria a la solicitud de la información requerida debe ser fundada. "Si no hubiera sido fundadamente denegada o si la respuesta a la requisitoria hubiere sido inexacta, el solicitante se encuentra habilitado para actuar conforme lo establecido en la normativa vigente incurriendo el funcionario que incumpla en falta grave", sostiene el texto.

El proyecto protege a algunas informaciones de la mirada pública. Entre otras: las que comprometan derechos o intereses legítimos de un tercero; las que dadas a publicidad pudieran revelar la estrategia en una causa judicial; notas internas con opiniones producidas como parte del proceso previo a un acto administrativo; información referida a datos personales de carácter sensible; información que pueda ocasionar un peligro a la vida o seguridad de una persona, etc.

El proyecto dispone también la informatización de todos los departamentos y reparticiones municipales para garantizar, a través de internet, un acceso directo del público a la información.

La semana pasada, en el marco del diálogo político, el tema volvió a ser planteado por Campagnoli al intendente Humberto Zúccaro. Pero, según la edil, el jefe comunal le habría manifestado que el proyecto debería seguir esperando.

Defensor electo

La comisión de Legislación del Concejo analiza también un proyecto de reforma a la ordenanza que crea la Defensoría del Pueblo local. Entre otros cambios, propone que se elija cada tres años para que no coincida con elecciones generales y que los candidatos sean propuestos por las ONG, un punto que no parece estar recogiendo demasiado consenso en el inicio del debate.

Comentá la nota