El Presupuesto Participativo mostró sus objetivos para 2009 en una exposición.

El Presupuesto Participativo mostró sus objetivos para 2009 en una exposición.
El año pasado se reunieron los barrios, que luego se agruparon en doce bloques para solicitar insumos e infraestructuras para los vecinos y sus talleres. El pedido más recurrente es la refacción de plazas y playones, que absorbe el 49 por ciento del Presupuesto Participativo.
La primera muestra de los proyectos del presupuesto participativo se desarrolló ayer por la tarde en la Plaza San Martín. Los barrios pudieron mostrar los distintos talleres que proponen y hacer un balance de los más de 100 planes que están en curso en el marco de esta metodología participativa de los gastos municipales.

Fueron 12 stands dispuestos en ronda al monumento de José de San Martín, disponiendo el centro como un escenario para la exposición organizada por la secretaría de Participación Ciudadana y Descentralización de la Municipalidad. En ese espacio, cada taller exhibió sus especialidades.

Entre los grupos se podían ver danzas árabes, práctica de taekwondo, equipos de fútbol, folklore, entre otros. Para el cierre, estuvo el Coro Municipal de Niños, grupos de folklore y tango. Además, se presentaron todas la murgas que el próximo 25 finalizarán los carnavales todos juntos (el 13 y 14 de febrero pasaron en dos tandas por el centro de la ciudad).

EL PRESUPUESTO

Entre marzo y mayo de 2008 se realizó el Ciclo de Prioridades Barriales en el marco del Presupuesto Participativo. En ese momento, estuvieron presentes organizaciones no gubernamentales, asociaciones barriales, clubes deportivos, cooperativas, escuelas e iglesias, entre otras organizaciones.

Cada institución hizo su pedido especial a la Secretaría de Participación Ciudadana y cada proyecto fue elevado al presupuesto general. Entre julio y noviembre se definió agrupar barrios y establecer doce bloques, además de asignar los aportes económicos para cada uno.

Entre los destinos económicos del Presupuesto Participativo hay 563 mil pesos para la construcción de garitas; más de 937 mil para veredas, escaleras y taludes; la refacción de plazas y playones absorbe el 49 por ciento del gasto con 2.161.300 pesos; obras de tránsito (pavimento y semáforos, por ejemplo), se llevan 83 mil pesos.

Entre otros objetivos participativos están la ampliación de jardines maternales, con 235 mil pesos; la compra de insumos, la realización de mensura y la conexión a la red de gas se lleva 135 pesos; los pedidos de implicación o construcción de las uniones vecinales también se quedan con 54 mil pesos.

Comentá la nota