El Presupuesto municipal se aprobó en escandalosa sesión

Un edil alakista habló en el recinto con un megáfono e insultó al presidente del Concejo. Otro opositor habló 35 minutos y después se retiró
El Concejo Deliberante de nuestra ciudad aprobó ayer el Presupuesto 2010 en una sesión que terminó en escándalo, cuando un edil alakista se paró en su banca y hablando por megáfono, insultó al presidente del cuerpo, Javier Pacharotti, por considerar que éste no le permitía hacer uso de la palabra. El protagonista del escándalo fue el edil Sebastián Tangorra, quien algunas sesiones atrás había "invitado" a Pacharotti a pelear fuera del recinto.

Tras el episodio, el bloque oficialista pidió a través de un decreto de cuestión de privilegio una sanción para Tangorra que, de acuerdo con el reglamento, podría ser económica, en cuyo caso podría alcanzar los $4.000 (dos tercios de la dieta que percibe un concejal) o de suspensión de funciones por hasta 30 días. Esa moción podría ser votada la semana próxima y debe ser aprobada por los dos tercios de los ediles, es decir que parte de la oposición debería estar de acuerdo con sancionar al concejal alakista.

RETIRADA OPOSITORA

El escándalo estalló cuando después de durísimas intervenciones del arista Oscar Negrelli -que habló 35 minutos- y del denarvaísta Arteaga, el edil Scaramutti, de uno de los unibloques de extracción peronista, propuso pasar a votar el Presupuesto.

Cuando el presidente Pacharotti hizo lugar al pedido de Scaramutti, la oposición se levantó en airados reclamos por considerar que así se agotaba el debate. Luego Pacharotti explicaría que "pasar a votación no significaba que la oposición no pudiese seguir hablando porque íbamos a votar el articulado y ahí podrían volver a expresarse tal como había sido acordado en labor parlamentaria".

Lo cierto es que la oposición no interpretó lo mismo y se retiró del recinto, pero el alakista Tangorra volvió sobre sus pasos "armado" con un megáfono a pilas, que tenía una sirena a la que hizo sonar mientras reingresaba al salón. Y ya desde su banca cargó con dureza contra Pacharotti: "sos un pelotudo, no tenés huevos, te dejas dominar por estos autoritarios que te rodean. No merecés el respeto de nadie. Ojalá no seas más presidente de este Concejo", fueron algunas de las expresiones de Tangorra.

"La vez pasada lo invitó a pelear y ahora lo insulta desde su banca; no podemos permitir esto", dijo la presidenta del bloque bruerista, Susana Gordillo, al anunciar el pedido de sanción a Tangorra, en tanto su compañera de bloque, Lorena Riesgo, consideró que "una cosa es expresarse libremente como lo ha hecho siempre la oposición y otra muy diferente es el insulto".

DUROS CRUCES

Antes del escándalo y durante el tratamiento del Presupuesto 2010, la edil bruerista Teresa Razzari había señalado que "la política destinada al bienestar de los platenses se plasma en este cálculo", al que definió como "un instrumento clave para una gestión ágil y transparente". Entre otros puntos destacó los incrementos de partidas previstos en salud, acción social y obras públicas y al mencionar el aumento del Presupuesto Participativo dijo que ese programa "es el sello de nuestra gestión, y como estamos convencidos de esta forma democrática de gobernar vamos a aumentarlo en un 42%".

Desde la oposición, el denarvaísta Arteaga formuló objeciones administrativas y aunque admitió que los números del Mercado Regional "están bien" afirmó que "falla la política, porque hay violencia, hay gente armada en el Mercado". Al redondear sus críticas, Arteaga dijo que "este Presupuesto no dice nada de la seguridad que la Ciudad pide a gritos, ni de trabajo y producción, con lo cual le falta mucho".

Por la bancada Ari-CC Negrelli trazó un crítico diagnóstico, consideró al Presupuesto 2010 "más oscuro que el del año pasado", e incluyó -una vez más- sus conocidas objeciones hacia una fundación que administra parte de la República de los Niños. En tanto, al aludir a los gastos por los festejos del aniversario de la Ciudad, Negrelli ironizó con que "se festeja el deterioro del Hospital de Niños, se festeja que todos los días matan a un vecino en un asalto y se festeja que tenemos el mismo plan hidráulico del alakismo titulado: ojalá que no llueva".

Además Negrelli ironizó sobre el Presupuesto Participativo al decir que "el Che Guevara, Chávez y Evo Morales quedan como gente de derecha al lado de esta gestión municipal, pero esto no resuelve cuestiones básicas como que mi calle no se inunde o que haya un policía en mi esquina".

Negrelli tampoco desaprovechó la oportunidad para actualizar su habitual duelo con Razzari al dispararle: "tiene la desfachatez de hablar de transparencia cuando se han olvidado de poner en el Boletín Oficial a los ganadores de las licitaciones de los restaurantes en espacios municipales y han enviado al archivo el proyecto para limitar el horario del Bingo y que en La Plata vivamos la vergüenza de tener escuelas cerradas pero que el bingo siempre esté abierto".

Comentá la nota