El presupuesto municipal 2009 pasó la audiencia pública sin sobresaltos

Siete vecinos de diferentes barrios e instituciones de Comodoro Rivadavia participaron ayer de la audiencia pública que se celebró en el Concejo Deliberante, por el presupuesto municipal 2009. El ex dirigente barrial de Ciudadela, Roberto Quintas, fue el único crítico con la gestión de Martín Buzzi. Primero se habían anotado tres oradores, pero después ante la ausencia de uno se permitió la opinión de otros cinco que se anotaron fuera de término. La próxima semana los ediles someterán el proyecto a la segunda lectura de aprobación final.

Una sensación de consenso barrial se observó ayer en el Concejo Deliberante cuando la mayoría de los vecinos que participó de la audiencia pública que se hizo por el presupuesto municipal 2009 acompañó, en líneas generales, el contenido del ejercicio económico.

Hay que recordar que los concejales del justicialismo y del Provech (Proyección Vecinal Chubut) ya han aprobado, en primera lectura, el proyecto de presupuesto que elaboró el intendente Martín Buzzi y que prevé un total de ingreso de 297,7 millones de pesos y gastos por 316,7 millones.

En total fueron diez de los doce concejales quienes acompañaron la propuesta a la que se opusieron los dos legisladores municipales del radicalismo.

Ahora resta una última instancia para el tratamiento del presupuesto, el cual deberá ser sometido a una segunda lectura prevista para la próxima semana.

Ayer los secretarios municipales que explicaron los alcances del ejercicio fueron Guillermo Almirón, Rosa González, Alejandro Jones y Ricardo Trovant.

LOS VECINOS

El primero de los oradores fue el representante de Cerro Solo, Héctor Benito Rodríguez, quien se refirió a las obras que se incluyeron para su barrio en el presupuesto 2009 y jerarquizó la puesta en marcha del proyecto de participación directa que se realizó durante todo este año.

Luego, Hugo Alberto Vázquez, también tuvo palabras de elogio para el contenido del presupuesto y puso especial énfasis en el trabajo que viene realizando Viviana Almirón al frente de la agencia municipal Comodoro Cultura, para la cual pidió fondos y apoyo ya que la tarea desempeñada “fue muy buena”, consideró.

Después, el presidente de la audiencia Sergio Bohe convocó a la tercera y última vecina anotada Claudia Rivero, pero no estaba presente en el recinto. Inmediatamente se permitieron las expresiones de otros cinco vecinos que se habían anotado fuera de término como el dirigente deportivo Armando Avila, el ex vecinalista Roberto Quintas; la titular del Bureau de Convenciones Gabriela Zuñeda; Patricia Otarola del barrio San Cayetano y Ernesto Peñaloza de Diadema.

Avila lamentó que las vecinales no hayan convocado a los clubes de sus respectivos barrios para solicitar o pensar obras o proyectos en conjunto, mientras que Peñaloza también habló de deportes y lo hizo para solicitar apoyo “de más tiempo y profesionales para las actividades con personas discapacitadas”.

En tanto, Gabriela Zuñeda, del Bureau de Convenciones dijo que dicho organismo “está haciendo un trabajo interesante con el área de Turismo” y dijo que la idea “es potenciar los eventos locales, buscar sucesos internacionales y manejar una agenda de eventos organizados porque de lo contrario se ubican varios en las mismas fechas”.

Patricia Otarola del barrio San Cayetano, indico: “tuve que cerrar mi negocio por la inseguridad que hay y siempre soy crítica de lo que sucede. Felizmente apareció el presupuesto participativo y me parece que es una herramienta muy válida para aquellos que tenemos cosas para decir. Me parece fantástica la modalidad de la participación barrial, porque en estos días todo tiende al individualismo y está bien que el municipio llegue de esta forma a los barrios”, sostuvo.

En el caso del ex presidente del barrio Ciudadela, Roberto Quintas, sus palabras fueron muy críticas a la gestión municipal y a la actual conducción de la vecinal porque “directamente nuestro barrio no tiene obras contempladas en el presupuesto 2009”.

“En vez de avanzar, vamos en retroceso como barrio y hasta me da vergüenza decir que no está incluida ni siquiera la rampla de acceso para discapacitados, algo que vengo pidiendo personalmente desde hace varios años”, cuestionó.

Comentá la nota