Presupuesto: mañana sacarían el dictamen

El kirchnerismo quiere aprobarlo en diez días
Mientras la oposición concentra su energía en el Senado para intentar modificar este viernes el proyecto de ley de radiodifusión, el oficialismo en la Cámara de Diputados avanza, con el mayor sigilo, en otro de los objetivos que se trazó el Gobierno: aprobar, sin mayores cambios, el proyecto de ley de presupuesto 2010.

Nadie en el Congreso dijo ayer que tuviera noticias sobre la iniciativa de la Corte Suprema. Y tampoco quisieron abrir juicio sobre qué se haría una vez que la iniciativa sea presentada al Poder Legislativo.

El bloque kirchnerista, que conduce el santafecino Agustín Rossi, se propone emitir dictamen favorable del proyecto de presupuesto mañana mismo, luego de sólo dos semanas de debate en la Comisión de Presupuesto. Sin perder tiempo, los diputados oficialistas pretenden llevar el proyecto de ley al recinto la semana próxima.

El apuro oficialista tiene como única razón el afán del Gobierno por que esta ley se apruebe antes del 10 de diciembre: ese día se modificará el actual equilibrio de fuerzas y la oposición dominará ambas cámaras. El kirchnerismo quiere asegurarse el pleno manejo de los recursos y, por tal motivo, no se arriesgará a que la oposición le imponga cambios.

En efecto, uno de los puntos más sensibles es la relación entre la Nación y las provincias. El Gobierno pretende preservar el manejo concentrado de los ingresos, mientras que la oposición insiste en un nuevo esquema de distribución que beneficie a las provincias, la mayoría de las cuales padece problemas fiscales.

El enfrentamiento se planteará cuando se discuta la prórroga de una decena de impuestos que vence este año. El oficialismo propuso plazos de prórroga que oscilan entre dos y diez años; la oposición rechaza esta alternativa: propondrá sólo un año de prórroga y la posibilidad de un reparto más equitativo de la recaudación.

Hay otros puntos conflictivos dentro del presupuesto: la suba de casi el 30% de la llamada "caja chica" del Gobierno, la partida "Obligaciones a cargo del Tesoro" que el jefe de Gabinete puede manejar a discreción; la rebaja en un 10% de la partida en Salud; los poderes que se le confieren al ministro de Planificación, Julio De Vido, para contraer crédito público más allá de 2010 y la continuidad del financiamiento de Aerolíneas Argentinas.

Comentá la nota