Presupuesto y que la inocencia les valga

Las diferencias internas en el PJ hicieron que, por primera vez desde 2003, peligre la aprobación en término del Presupuesto. Tras el acuerdo en Diputados, los senadores prorrogaron las sesiones y se votará sin cambios el 28 de diciembre.
"Lo votaremos y habrá que decir luego: que la inocencia les valga", bromeó el presidente de la comisión de Presupuesto del Senado, Santiago Gaitán, al ratificar que el cálculo de recursos y gastos del estado provincial para 2010, aprobado el lunes por Diputados, se sancionará el lunes 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes.

El Senado votó este martes a la noche una extensión hasta el próximo lunes del período de sesiones con el propósito de tomarse una semana para analizar en comisión la Ley de Leyes, aunque es prácticamente un hecho que el proyecto se votará como viene de Diputados.

En boca de Gaitán, la broma de rigor que impone la fecha del 28 de diciembre es, en buena medida, también una verdad que cabe para todo presupuesto -cuando se lo coteja con el ejecutado- pero particularmente para este, al que el senador de extracción gremial había dicho que no votaría si no se incorporaba una cláusula de recomposición salarial concreta para los empleados públicos que llevan año y medio de haberes congelados.

Gaitán se tendrá que conformar ahora conque en el artículo 21 del proyecto los diputados hayan dispuesto que cualquier mejora en la recaudación se destine "prioritariamente" al aumento de salarios que vienen reclamando los gremios del estado. Se estima una mejora en la recaudación de entre el 12 y el 13 %, entre impuesto federales y provinciales.

Mucho ruido

La chanza del Día de los Inocentes puede caber también para los duros planteos que efectuaron los diputados del PJ, enrolados en el Peronismo Federal que conduce Jorge Busti (particularmente referidos al alto nivel de endeudamiento que se pide, fundado en razones de emergencia) desde que el Poder Ejecutivo giró el proyecto, en el mes de octubre, y que finalmente todos terminaron votando.

Pero Gaitán –cabe recordarlo- ya hace un par de meses que no se alista en las filas del bustismo y, desde su cercanía al gobernador Sergio Urribarri suena lógico escucharlo decir que el Ejecutivo "necesita tener aprobado el presupuesto en término, porque eso le facilita acceder a las fuentes de financiamiento". Eso es, palabras más o menos, lo que dijeron los diputados de un PJ que al final de 2009 demostró capacidad de negociación para, bajo argumentos de gobernabilidad, superar sus diferencias internas.

Es que este año, esas grietas internas hicieron -por primera vez desde 2003- imaginar que el Gobierno podría iniciar el nuevo período con un presupuesto reconducido del año anterior. No hay que olvidar que en junio hubo elecciones que el PJ perdió y que, tras ello, Busti profundizó sus diferencias con el proyecto kirchnerista al que adhiere Urribarri, al punto que el bloque de diputados que el lunes le votó el Presupuesto a Urribarri se pasó a llamar Peronismo Federal. En ese marco es que cobra especial significado político la capacidad del PJ para acordar.

A diferencia de lo que ocurre en la Nación, en Entre Ríos el juego de enfrentamientos del Peronismo Federal no golpea de lleno al plano institucional. Lo dijo Busti en la sesión del martes: el objetivo era no ser la "escribanía" del Ejecutivo, pero tampoco poner "palos en la rueda".

Lunes, sesión

El dictamen de comisión –informó Gaitán- estará listo en las primeras horas del lunes 28, temprano en la mañana, porque a las 11 está prevista la última sesión del año, en la que el Senado terminará convirtiendo en ley el proyecto del Ejecutivo, con las modificaciones menores que introdujeron los diputados.

Aunque el senador por Paraná dijo que la extensión del período de sesiones ordinarias hasta el lunes 28 se adoptó porque tratarlo sobre tablas antes de Navidad hubiera significado "una irresponsabilidad", admitió que "lo más probable" es que el Presupuesto "se vote como está".

El senador había dicho hace dos semanas que, a su juicio, la emergencia justificaba, de ser necesario, tomar deuda para pagar salarios. Que la inocencia les valga a los gremios que reclamaban lo que Gaitán decía hace tan poco y ahora, -sensato al fin- comprende que tal cosa es una irresponsabilidad fiscal, además de inconstitucional.

Gaitán asume que Busti "tiene razón cuando dice que no podemos resolver el problema salarial desde la Legislatura". No obstante, considera que ese concepto "es discutible, porque los legisladores podemos sacar una partida de un lado para ponerla en otro". Una reflexión, a esta altura, estéril.

Comentá la nota